Publicidad | Vea su anuncio aquí

Enlaces Relacionados

  • Amores Verdaderos cap 72
  • Amores Verdaderos cap 72
  • Amores Verdaderos cap 72
  • Amores Verdaderos cap 72
  • Amores Verdaderos cap 72
  • Amores Verdaderos cap 72
  • Amores Verdaderos cap 72
  • Amores Verdaderos cap 72
  • Amores Verdaderos cap 72
  • Amores Verdaderos cap 72
  • Amores Verdaderos cap 72
  • Amores Verdaderos cap 72
  • Amores Verdaderos cap 72
  • Amores Verdaderos cap 72
  • Próximo álbum

Un gran regalo para Victoria

El siguiente movimiento de Kendra para separar a Neslon de Victoria será contratar a Cristina, así Arriaga estará más cerca de la señora Balvanera y el amor que nace entre ellos.
Las mujeres le echan montón a José Ángel. Entre Victoria, Kendra y su esposa lo presionan para que él le permita trabajar a su mujer.
Adriana le reclama al médico que atendió su parto que le diga dónde está su hija, pero él se hace el desentendido. La hija menor de Aníbal no descansará hasta dar con su hija perdida.
A pesar de que no es lo que Arriaga desea para su esposa, está dispuesto a respetar y a apoyar cualquier decisión de Cristina.
Kendra llega a la fiesta sorpresa de Victoria, ella no quiere ver a Nelson reconquistar a su esposa, pero no quiere despertar sospechas, sobre todo de Nikki.
Victoria llega a su fiesta sorpresa y pregunta quién ha hecho todo eso posible ¿Arriaga? No, fue su esposo, Nelson.
La noticia no parece agradar a Arriaga, una parte de él no puede evitar sentirse incómodo con el detalle de Nelson a Victoria.
Beatriz llega a su casa y Paula le dice que su hijo Guillo no está, se lo ha llevado Leonardo.
Justo cuando está por salir a buscarlo, Leonardo se aparece en el departamento de Beatriz para decirle que sabe lo de Santino y no piensa permitir que Guillo atraviese algo así, se quedará con él.
Nelson le hace un regalo espectacular a Victoria, un juego de joyas con piedras preciosas.
Jocelyn no pierde la oportunidad de acosar a Arriaga, en plena fiesta se avienta sobre él.
Nelson encuentra a Jocelyn con Arriaga, muy juntitos, en el comedor. Lo manda a la cocina, como si sacara a un perro de la casa.
Nikki quiere ver a su antiguo novio Roy, que está por llegar de Nueva York, su madre está encantada de que la joven Balvanera quiera ver a su hijo, sobre todo ahora que están tan guapa, que no es una mujercita flaca. El comentario destroza a Nikki.
Nikki no puede soportar un día más con su problema alimentario, se derrumba frente a su madre y le confiesa que tiene bulimia.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Guzmán descubre la mentira de Nikki

No sólo es nana, ¡Ana también es rockera!

Ellas son las reinas del engaño, ¡fingieron estar embarazadas!

¿Los reconoces? A estos actores les gusta disfrazarse

Disfruta más imágenes
a tu izquierda