Publicidad | Vea su anuncio aquí

Enlaces Relacionados

  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Amores Verdaderos cap 113
  • Próximo álbum

Nikki niega su amor por Guzmán

Nikki le da permiso a Guzmán para que acompañe a Liliana esa noche, sabe el difícil momento que atraviesa la hija del súper superman.
El momento los acerca.
La simple idea de perder a su madre es tan aterradora que ambos han recapacitado.
Esos ojitos, niños. Se aman, no hay duda.
Nikki rompe la magia del momento con una llamada de Roy.
Guzmán le dice que se deje de cuentos, se aman, no debe engañarse casándose con el “rollero”.
Ella reconoce que no ama a Pavía, pero el amor podría venir después, ni ella se cree esa mentira tan chafa.
¿Qué quiere, Nikki? Guzmán está dispuesto a todo para que puedan estar juntos, lo que sea.
Ella se va corriendo.
Nelson vuelve a reclamarle a Victoria que prefiere a su guardaespaldas.
Ella está harta. Lo cachetea sin piedad. Semejante insolente.
Sepultan a Cristina.
Liliana se deja caer sobre el suelo, sin fuerza para seguir viviendo.
Arriaga suelta un puño de tierra sobre el ataúd de su “alma”, la mujer que lo amó incondicionalmente.
Cómo superar esa pérdida. Arriaga nunca había sufrido tanto en su vida, no hay consuelo para ese hombre, ahora que su esposa se ha ido.
Desde un árbol lejano, Victoria ve sufrir al hombre que ama.
Nelson le entrega a Nikki el disco con el video de su madre y Arriaga.
Ella no está interesada, confía en su madre. Por el contrario, seguramente su daddy-oh sigue viendo a la descocada de su amante.
Aníbal quiere saber por qué Candelaria tiene una carta falsa y le ocultaron que Cristina era su hija.
Gilda, su secretaria, le dice que sí, fue deshonesta, pero todo lo hizo por su amiga Paula.
Tiene agallas, fue capaz de confesar la verdad, no va a correrla, pero está dolido por la situación irreparable.
Nelson busca a Kendra, le dice que está harto de que Victoria siempre sea la mujer perfecta ante los ojos de todos.
Pagará muy caro su adulterio… entonces él se quedaría pobre. ¡Cochino mentiroso!
Paula sabe que Aníbal sigue amando a Candelaria. Ha visto en él una mirada que jamás tuvo para ella.
La casa de la familia Arriaga nunca será la misma, esa puerta… vacía, por donde todos esperan que Cristina vuelva.
Candelaria le dice a Jose Ángel que debe aprender a vivir sin ella.
La vida de ese hombre no ha terminado.
Deberá seguir, tratar de ser feliz. ¿Victoria?, ahí te hablan.
Santino quisiera confesar todo lo que ha hecho, y todo lo que sabe, pero hacerlo sería ir a prisión, alejarse de Beatriz.
Pero si no lo hace nunca podrá estar tranquilo, aunque tenga el amor de Betty.
Victoria no puede siquiera concentrarse en su exquisita pintura, el dolor de Arriaga la tiene presa. Lo dijo una pared, “A mí también me duele.”
Arriaga imagina que su “alma” vuelve al cuerpo, le pide perdón, se despide… para siempre.
Nikki no puede con la duda y decide preguntarle a si madre su alguna vez ha sido infiel.
Ella dice que no, si alguna vez se enamorase de alguien más, se separaría de Nelson. Así de sencillo.
Nikki le dice que comprende la situación, considera que sus padres no debieran fingir más, han de separarse de una buena vez.
Comienzan los preparativos de la boda, deben hacer muchísimas pruebas para conseguir esa boda perfecta que tanto quieren. Eso quieres, ¿verdad Nikki?
El menos contento es Guzmán, quien debe aguantar con cara de plomo todo ese circo de falsedad.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Videos

Próximos álbumes

Aníbal vuelve a ver al amor de su vida

Fiestas Patrias 2014 Domingo

Fiestas Patrias 2014

Helen Ochoa visita AVC

Disfruta más imágenes
a tu izquierda