Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • pelea
  • pelea
  • pelea
  • pelea
  • pelea
  • pelea
  • pelea
  • pelea
  • pelea
  • pelea
  • pelea
  • pelea
  • pelea
  • pelea
  • pelea
  • pelea
  • pelea
  • pelea
  • pelea
  • Próximo álbum

Fedora y Patricia pelearon como dos gatas en celo por Armando

Fedora y Patricia sacaron las garras. Una asegura que nadie le quita a su hombre, mientras que la otra jura no rebajarse ante un capataz.
Pero lo que no entendemos es por qué Patricia perdió la paciencia con su prima si ella dice no interesarle un homnbre común como Armando.
"Has estado coqueteando con Armando Marcano y él se ha estado burlando de ti, princesita idiota", fueron la dulces palabras de Fedora que hicieron que Patricia perdiera todo su glamour.
"No soy tan estúida como para dejarme engañar", contestó Patricia.
"Te gusta mi hombre y estás loca", fue el golpe de Fedora.
Pero nadie se esperaba el golpe bajo de Patricia: "Que te quede claro que yo no soy de las que se revuelca con ningún hombre. Eso lo hacen las de tu clase." Ouch, eso nos dolió.
"El necesita una mujer apasionada, no un mal remedio de la abuela como lo eres tú", dijo Fedora. Y ahora sí se armó la que faltaba.
"Resultas tan aburrida como mujer, querida primita, que Armando solamente te daría migajas de amor al verte arrastrada ante sus pies", esta Fedora no tiene reparos.
"¿Arrastrarme yo? ¿Arrastrarme ante un sirviente? Eso solo lo haces tú", golpeó de vuelta Patricia.
En esta pelea ambas parecían gatas en pleno celo.
Y al mejor estilo de las peleas de boxeo en Las Vegas, estas mujeres se dieron con todo.
Y al suelo fue a parar Patricia gracias a un "jab" de Fedora.
Pero Patricia se compuso y se devolvió el golpe. Esta fiera no se rinde fácil.
Gracias a Ramona que intervino a tiempo porque si no, la sangre iba a comenzar a correr.
Y es que aquí nadie quería dar su brazo a torcer.
Hasta Virginia tuvo que llegar para apaciguar las aguas.
Pero Fedora tendría una carta adicional bajo la manga.
Le dejó bien claro a Patricia: "Mi apellido es Campos Miranda y el tuyo es Montesinos, mi padre era el hijo varón de nuestra abuela, mientras que el tuyo era un jugador, un vicioso de las cartas que te quiso vender como quien vende una vaca, era un tipo repulsivo, tú saliste igualita a él."
¿Se recuperará Patricia de este golpe tan bajo?

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Detrás de cámaras con Guy Ecker y Marlene Favela en Corazón Apasionado

Los niños de la pantalla chica que nos robaron el corazón

¡Eduardo Verástegui quiere dejar el celibato para ser papá!

Thalía sigue perdidamente enamorada de Tommy Mottola

Disfruta más imágenes
a tu izquierda