Publicidad | Vea su anuncio aquí

Enlaces Relacionados

  • El Talismán
  • El Talismán
  • El Talismán
  • Blanca Soto en El Talismán
  • El Talismán
  • El Talismán
  • El Talismán
  • El Talismán
  • El Talismán
  • El Talismán
  • Blanca Soto en El Talismán
  • compromiso
  • compromiso
  • compromiso
  • boda
  • boda
  • boda
  • boda
  • El Talismán Capítulo 92
  • Próximo álbum

Estos dos sí que han sufrido. ¿Cómo ha sido el romance de Camila y Pedro?

Camila llegó de Texas a Fresno llena de esperanzas. En el camino, conoce a quien se convertiría en el amor de su vida: Pedro Ibarra. Sin embargo, el amor de estos dos pasaría todas las pruebas posibles. Repasemos esta historia de amor. Danos tu opinión sobre el romance de Camila y Pedro.
Camila conoció a Pedro de una manera muy particular. Fue en las tierras de El Talismán, donde ella había llegado con su familia. Sin darse cuenta se cruza en el camino de la camioneta que iba manejando Pedro y casi es arrollada por él.
Pero apenas la ve se le agrandan ojos y corazón.
Y Camila también queda en las nubes. Sobretodo, porque su abuela ya le había profetizado que encontraría el amor en tierras californianas.
Después de asegurarse que no hubo lesiones que lamentar, Pedro ayudó a Camila a ponerse de pie.
Ya en casa, a Camila le faltaron dedos para llamar a su “Abue” y contarle que ya conoció al hombre de su vida.
Ni corta ni perezosa, Camila regresó a El Talismán y busca a Pedro.
Así coqueta, pero ingenua, quiso que él le explicara qué pasó entre ellos y si él sintió lo mismo.
Pedro se rió, y comprobó de una vez por todas ese shock eléctrico que ambos sintieron.
Y así terminaron fundidos en tremendo primer beso.
Pero la dicha duraría muy poco pues desde ese momento la vida de Camila no sería la misma. Pedro tuvo que acceder a casarse con Mariana sin decirle nada a Camila. Sólo la dejó plantada y con un corazón muy roto. Pedro se casó con Mariana pues ésta esperaba un hijo de Antonio y su padre quería que llevara el apellido Ibarra y no Negrete.
Pero ojalá esa hubiese sido toda la preocupación de Camila. En el camino, su familia perdió El Talismán en una apuesta. Pedro es el nuevo dueño y Camila no siente más que desprecio por él por haberle mentido y traicionado a su familia. No contenta con eso, Antonio Negrete la conoce y queda obsesionado con ella. Camila decide desaparecer un tiempo y al regresar se encuentra con que Pedro está viviendo en El Talismán, mientras los Negrete le han declarado la guerra al Ibarra.
Camila comienza a trabajar en El Alcatraz como analista de tierras y Antonio hace todo lo posible por conquistarla. Sin embargo, Camila no se deja y menos que tiene a Pedro tan cerca.
Pedro se las ingenia para llevar a Camila a El Talismán y lograr que trabaje para ella, pero en el proceso los hermanos Negrete le hacen creer a Camila que la esposa de Pedro está viviendo con él y vuelve a caer en la trampa.
A la vez, la obsesión de Lucrecia por Pedro se sale de lo normal y ésta confabula con su hermano para que el Ibarra le agarre lástima. Logra metérsele por los ojos, pero Pedro no se deja enrrollar por la Negrete.
Pedro al fin logra hablar con Camila y explicarle que Mariana no está viviendo con él y que sigue desaparecida y que Lucrecia es una loca que lo único que ha hecho es mentir junto a su hermano para separarlos.
Pedro y Camila logran reconciliarse, y esta vez parecía que era para siempre pues hasta una propuesta de matrimonio hubo.
Pedro hizo feliz a Camila al pedirle que se casara con ella.
Como era de esperarse, Camila aceptó más rápido que inmediato.
Logrando así dar un paso importante que sería el principio de la felicidad para ambos.
Sin embargo, todo estaría a punto de cambiar de nuevo. Y en el momento menos indicado.
Y es que durante la boda eclesiástica de estos dos, se apareció quien todos daban por muerta.
Tras culminar la ceremonia y celebrar los novios la unión, llegó Mariana a acabar con la felicidad de todos.
Camila no podía creer lo que estaba pasando y menos que su vida fuera tan desdichada.
Camila tuvo una vez más que pasar el trago amargo y sufrir otra decepción más.
Ahora tendría que lidiar con Mariana, que no sólo era la esposa de Pedro, sino que la mujer apareció sin reconocer nada de su pasado. Eventualmente Mariana reconoció que no sentía nada por Pedro y que accedía a darle el divorcio, con lo cual quedaba el camino libre para Pedro y Camila una vez más.
Pero, la dicha de Camila quedaría fracturada una vez más. Esta vez por culpa de su madre. Y es que Elvira, en aras de vengarse de Gregorio, aceptó la oferta de Antonio de envenenar a su padre a cambio de dinero. Como Antonio detestaba a Gregorio y Elvira se vende al mejor postor, Antonio vio la oportunidad perfecta para chantajear a Camila. Cuando supo que la podía perder, le hizo una propuesta muy indecente: o se casaba con ella o su madre iría a la cárcel.
A Camila no le quedó otra opción que aceptar la propuesta de Antonio y accedió a esta vil mentira. ¿Lo peor de todo? Tuvo que hacerlo a escondidas de Pedro.
Una vez casados, Camila se negó a hacer el amor con Antonio. A éste no le quedó más remedio que aceptar las condiciones.
Camila ha sido de Pedro solamente y espera mantenerlo de esa manera. Entrega de la cual se gestó el bebé que ahora espera, pero que Antonio quiere hacer creer a todos que es de él.
Ahora Pedro no haya qué hacer para lograr saber la verdad del matrimonio entre Camila y Antonio. Pedro sabe que Camila lo ama y cree se casó con Antonio a la fuerza. Pero, ¿por qué? Pedro no descansará hasta saber la verdad.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Así besan en El Talismán

Don Nicolás está enfermo... ¡pero de amor!

¡Ana conoció a su mamá, pero sólo fue una ilusión!

¿Quién es la estrella infantil del momento?

Disfruta más imágenes
a tu izquierda