Publicidad | Vea su anuncio aquí

Inicio de El Ultimo Matrimonio Feliz

Personajes de El Ultimo Matrimonio Feliz

Personajes de El Ultimo Matrimonio Feliz

- TeleFutura

Encuesta

En El Ultimo Matrimonio Feliz seis parejas en crisis ponen al descubierto sus problemas de convivencia.

¿Con cuál pareja te identificas?

Antonia, la adicta al trabajo y Patricio el desatendido Camila, la mujer trofeo y Manuel el manipulador Bárbara, la maltratada, y Jesús el celoso Yorley, la abnegada y Mario, el mantenido Paulina, la profesional y Juan Carlos, el competitivo Margot, la engañada y Armando el infiel
Resultados
Camila es una mujer infeliz

VIDEO:  Camila es una mujer infeliz - TeleFutura

Ver videos
Patricio quiere que lo atiendan

VIDEO:  Patricio quiere que lo atiendan - TeleFutura

Ver videos
Antonia no quiere que le tengan lástima

VIDEO:  Antonia no quiere que le tengan lástima - TeleFutura

Ver videos
Bárbara es una esposa maltratada

VIDEO:  Bárbara es una esposa maltratada - TeleFutura

Ver videos
Yorley mantiene a su esposo

VIDEO:  Yorley mantiene a su esposo - TeleFutura

Ver videos
Mario no quiere trabajar

VIDEO:  Mario no quiere trabajar - TeleFutura

Ver videos
Manuel es odiado por su esposa

VIDEO:  Manuel es odiado por su esposa - TeleFutura

Ver videos
Armando le es infiel a su esposa

VIDEO:  Armando le es infiel a su esposa - TeleFutura

Ver videos
‘El último Matrimonio Feliz’ en TeleFutura

VIDEO:  ‘El último Matrimonio Feliz’ en ... - Escándalo TV / TeleFutura

Ver videos
El último matrimonio feliz capítulo

FOTOS:  El Último Matrimonio Feliz ya comenzó

Ver fotos
Personajes de El Ultimo Matrimonio Feliz

FOTOS:  Identifícate con El último matrimonio feliz

Ver fotos
El último matrimonio feliz

FOTOS:  Elenco de El Ultimo Matrimonio Feliz

Ver fotos

A Doña Maruja le dejó un sabor agridulce en la boca


Ha sido una experiencia agridulce ver El último matrimonio feliz. La historia tiene todo el sello de calidad de las producciones colombianas, buenas actuaciones, diálogos impactantes y realistas y una trama muy vigorosa, pero uno termina desgastada emocionalmente ante estas mujeres atrapadas: algunas por un mal marido, otras por un mal empleo. No te la piedas, de lunes a viernes, a las 9pm/8ct, por TeleFutura

Entre un marido déspota y un jefe tirano
Ver los casos de Antonia (Alejandra Borrero) y Paulina (Cristina Campuzano)  nos demuestra que tan importante como elegir pareja es elegir jefe. Antonia es la típica mujer multifacética que por suerte tiene una hija que la apoya y el marido perfecto (aunque me constó trabajo aceptar a Mario Calderón de Betty la Fea como, Patricio, la pareja ideal), pero tiene un jefe que hasta la va a buscar a la cabecera de su hija een coma, para que vaya a una reunión.

Es comprensible, y a todas nos ha pasado que por hacer tres cosas a la vez, nos ocurre una catástrofe. En el caso de Antonia la catástrofe puede dejar a su hija inválida. El problema no fue que Antonia tratase de barajar sus roles de madre, esposa y profesional, sino que recién como que cae en cuenta que el trabajo al que le dedica tanto tiempo no es para ella. Como que recién en la reunión se dio cuenta que trabajaba para una manga de estafadores  mañosos que la quieren de cómplice para que convenza a gente sencilla de vender sus casitas por una miseria.

El caso de Paulina es más complejo. Por supuesto que es terrible que le quiten el puesto de gerente que ya soñaba suyo, peor que se lo den al marido; y monstruoso que  todavía la despidan. Obvio que el Señor Ferrer no es un jefe para una mujer decidida y eficaz como Paulina, pero esa lucha darwiniana que parece sostener con su Carlos Alberto (Juan Pablo Espinoza) no se vio muy romántica.

Ya en  la antesala a la reunión con el jefe, se notaba esa competencia. A pesar de la “chiquita” y el “gordo”, ese par obviamente peleaba por un puesto. Además esas expresiones que usan para definir su relación, como “sociedad conyugal” o “pacto de no agresión”, indican que su batalla laboral ya borró la importancia del matrimonio y del romance entre ambos.

No, es que Paulina debía buscar un empleo donde el jefe le reconociese los valores, y jamás debió trabajar en la misma empresa que el marido. El trabajo y el amor no se mezclan, no cuando se trata de gente tan competitiva.

Volviendo a los malos jefes, ninguno es peor que Manuel. Qué villano tan cinco interpreta Jorge Cao. Es un hombre implacable, y un poco misógino, porque no lo hemos visto todavía tratar a una mujer bien, ni siquiera a su empleada estrella que es Antonia.

¿Qué se puede esperar de un hombre que humilla a su esposa? Pero a quien peor trata es a la pobre Margot (Carmenza Gómez). Uno entiende que si Margot se pasa el día soportando a ese jefe que la aplasta como un elefante, no le quedan bríos para enfrenta al marido que se le escapa de las manos.

Malcriando al esposo
Se entiende que Margot quiera ser moderna y trabajar para contribuir a su casa. Incluso que entre cocina, ofensas de Manuel y atender unos hijos que solo saben pedir dinero, no se de cuenta que su esposo anda en malos pasos. Pero pareciea no quererse nada

Me impactó cuando Armando (Diego Vélez) le dice con todas sus palabras que no la quiere  y que se va de casa, que ella se faltase el respeto humillándose y suplicando. Es que cuando se esta tan oprimida y ninguneada como Margot, ya se pierde la noción de lo que es la dignidad.

Hasta una mujer fuerte como Yorley (Yuli Ferreira) malcría al marido y le consecuentea los malos hábitos. Mario (Quique Mendoza) será útil con eso de que lleva a la hiña a la escuela y sabe cocinar arroz, pero qué feo se ve que la mujer en la mañana, salga arrastrando el carro de golosinas que vende, mientras el marido se queda echadote en la cama.

Además que con el cuento de que es  único en el barrio que ha sacado un titulo de diseñador grafico, Mario se siente disminuido si trabaja en otra cosa que o sea su profesión. En realidad la única profesión de Mario es zángano profesional. Para colmo el muy solapado, y a espaldas de Yorley, pretende vender su casita por una pitanza al facineroso de Manuel.

Por eso me pareció muy loable que Camila (Coraima Torres), la sufrida esposa de Manuel, se haya hartado de ser muñeca de lujo y, a espaldas de su maridito, pretenda revalidar su bachillerato y ponerse a estudiar. ¡Bravo Camila! Demuéstrale a Manuel que tu cerebro no es “perezoso” como el dijo y que no te basta ir a la peluquería todos los días, para sentirte realizada.

Confidencias de peluquería
Aparentemente, la peluquería va a jugar un papel importante en la vida de estas damas ya que todas parecen usar el mismo estilista. Fue el peluquero quien aconsejó a Camila que se pusiera el estudiar. También fue el peluquero el que le recordó a Antonia que no todas tienen un marido como Patricio. Eso fue a raíz de ver a Bárbara (Valerie Domínguez) tan guapa, tan sexi y tan golpeada.

Es que ese Jesús (Elkin Díaz) no  es marido, es castigo. Casi tanto como la suegrita tan cínica  que trata a  la nuera como criada. Horrible esa escena en que Bárbara llega su casa y se encuentra a su marido acurrucado en brazos de Mami (Gloria Gómez), los dos en el lecho matrimonial y la bruja le dice que le retire la bandeja y le pregunta muy descarada “¿Qué le pasó en la cara?”

Fue el caso de Bárbara, abusada por su marido que ya vimos que hasta la sacó a golpes de su anterior empleo, que le vigila hasta el largo de la falda,  la que peor me hizo sentir. Todos los otros casos parecen tener solución, todas esas crisis de pareja pueden arreglarse, menos la de Bárbara.

 A ella solo le queda cambiarse el nombre, hacerse una cirugía, y emigrar a otro continente. Hombres como Jesús (mejor se llamara Lucifer) hacen pensar que mejor es quedarse soltera.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí