Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Aarón Díaz en El Talismán
  • Aarón Díaz en El Talismán
  • Aarón Díaz en El Talismán
  • El Talismán
  • Aarón Díaz en El Talismán
  • El Talismán
  • Aarón Díaz en El Talismán
  • Aarón Díaz en El Talismán
  • La que no podía amar
  • Jorge Salinas en La que no podía amar
  • Jorge Salinas en La que no podía amar
  • Jorge Salinas en La que no podía amar
  • Jorge Salinas en La que no podía amar
  • La que no podía amar
  • la que no podia amar oficiales
  • La que no podía amar
  • Julián Gil en La que no podía amar
  • Julián Gil en La que no podía amar
  • Poses UFCS
  • Avance de Una Familia Con Suerte Cap 47
  • una familia con suerte capitulos 9-12
  • Una familia con suerte
  • Poses UFCS
  • Próximo álbum

Miradas que matan: Nueva cosecha de villanos sexis

Este año comenzamos la comidilla de las telenovelas con la metamorfosis de Aarón Díaz que de noble médico de barrio en “Teresa” ha evolucionado a un junior rural malévolo y rastrero.
Antonio Negrete es el villano de “El Talismán”. Le viene de casta. Toda su familias es perversa, pero Antonio tiene una gracia que lo separa de ellos tiene un sex-appeal devastador que se manifiesta en “miradas matadoras”.
Su mayor aliada es Lucrecia, su hermana, tan inescrupulosa y dispuesta a usar sus encantos para hacer el mal como Antonio.
Hablando de miradas, miren ésta que le dirige a la heroína apenas la conoce. MM, mirada de tiranosaurio hambriento, pero bastante sensual.
¿Y qué tal esta mirada de súplica? Ayy nadie le niega algo a Toñito cuando pone esos ojitos.
O esta mirada ladina con la que oculta nefastas intenciones mientras abraza a su victima con el mejor estilo de boa constrictor.
Si no nos creen miren como estrangula a Karyme cuando ella se niega a hacer su voluntad.
La mirada lo dice todo, y eso lo han utilizado galanes desde los días de Rodolfo Valentino
En los villanos la mirada puede ser letal. Como la de Antonio hay miradas que matan… ¡hasta a los elásticos de la ropa interior!
Todavía los telespectadores en la Unión Americana viven la etapa en que no se sabe si Rogelio Montero de “La que no podía amar “es villano o héroe. ¡Lo que si se sabe es que las miradas de Jorge Salinas matan!
Desde la primera escena en que se despertó gritando como si lo persiguieran los acreedores, que ya vimos el poder de su mirada.
Una mirada de rabia de Rogelio Montero duele más que un fuetazo.
Pero también sabe poner miradillas burlonas, equivalentes a la risa de perro pulgoso, cuando hace alguna barrabasada como romper públicamente su compromiso con Vanesa.
O su mirada puede ser calculadora rebosante de poder, él lo puede todo menos valerse por sí mismo.
Pero aun en sus peores momentos Rogelio es sexi, y eso ha añadido más atractivo a su personaje.
Y quien no se conmueve con esta mirada de agradecimiento, que le dio al beso de Ana Paula.
Cuando Ana Paula cayó en las rodillas del entonces su patrón, quedó hipnotizada como ante una anaconda...pero como que quería que él la devorará a besos. ¿No creen?
¿Y quién no se conmueve con las miradas de ternura que indicaron que a Rogelio el corazón le hacía “tic-tac” cuando estaba con la enfermerita?
La primera vez que vimos a Julián Gil en “La que no podía amar” parecía la Caballería, llegó justo a rescatar a Ana Paula y a su familia. Hasta su mirada era angelical.
Pero ahora sabemos que Bruno Rey es un diablito de cuidado y que sus miradas son tan letales como él.
La única vez que su mirada es sincera es cuando expresa su alma canalla en compañía de su cómplice la Tía Rosaura.
Este hombre tiene amistades en el bajo mundo y su mirada es corrupta como su alma.
¿Fue sincero cuando le dijo a Ana Paula “mi corazón es tuyo?” No sabemos, ¡pero qué mirada!
Y a todos nos provocó lástima esa mirada de angustia y dolor cuando intentaba huir de los fuetazos de Rogelio.
Los ojitos claros de Sergio Sendel han adquirido nuevas dimensiones en “Una Familia con Suerte”. Estamos acostumbrados a las miradas solapadas de Sendel, un experto en villanos.
Pero ahora sus miradas matan, pero de la risa. Vicente es un villano cómico y bastante sexi.
Aunque también tiene su corazón y sufre. Ya veremos su mirada de dolor cuando descubra la traición de Candy.
Y sus miradas seductoras que solo reserva para su Candy son de antología.
Casi tanto como las miradas de “Yo no fui” cuando lo descubren en alguna pillería.
Pero, por sobre todo, Vicente es un trásfuga ambicioso. Miren este duelo de miradas asesinas entre “Iracheta” y su rival, Pancho López.
La boca sonríe, pero el frio hielo se oculta tras el azul de los ojos de Irabien.
Y ni los lentes pueden ocultar su ambición y el odio que siente por Pancho.

Aarón Díaz en El Talismán,  Jorge Salinas en La que no podía amar y otros muestran el lado más sensual de la maldad.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Lo que veremos en el 2012: Se viene una lluvia de galanes

¡Sebastián Rulli se convirtió en el "Rey del Mar"!

De rubia, María es aún más malvada

Alejandro escapó, pero la muerte lo atrapó

Disfruta más imágenes
a tu izquierda