Publicidad | Vea su anuncio aquí

Los separó el dinero, los unió el amor

Hasta que el dinero nos separe

¿Te gustó el final de estos tres personajes?

- Televisa

Mas allá \'Hasta que el dinero nos separe

VIDEO:  Mas allá 'Hasta que el dinero nos separe - Univision.com

Ver videos
Itatí Cantoral

FOTOS:  Itatí Cantoral: La mejor del año

Ver fotos
Harry Geithner es Edgar Marino

FOTOS:  Las mejores poses de Edgar Marino

Ver fotos
Víctor Noriega e Itatí Cantoral

FOTOS:  Noriega: un adorable sinvergüenza

Ver fotos
Malillany 1

FOTOS:  Mira la trayectoria de Malillany "La Buenona"

Ver fotos

¿Te gustó el final de Hasta que el dinero nos separe?

Hubo  boda múltiple  y  Rafael (Pedro Fernández) y su ex jefa recuperaron la casa de los Álvarez del Castillo. Pero lo mejor del final fueron los chascos que se llevaron el "Zorro" Marino (Harry Geithner) al convertirse en padre de quince varones  y Marco Valenzuela (Víctor Noriega)  a quien la Pajarita (Luz Elena González) transformó en un “ratoncito” ¿Te gustó el  final de Hasta que el dinero nos separe?

Auto Siglo, el gran protagonista
Aparte de sus muchos toques particulares, Hasta que el dinero nos separe fue  nuestra aventura en el mundo de las ferias automotrices, nos aprendimos al dedillo  la dinámica de la venta de autos y conocimos el micro mundo de las intrigas tanto de empresas competidoras como rivalidades a nivel vendedor.

La “fauna” de Auto Siglo se volvió inolvidable con la “Buenona” (MalillanyMarín) y sus técnicas corporales para ganarse al jefe y a los clientes, el “Ay Dios Mío” (Carlos Bonavides) que era un mal vendedor porque en realidad su valor estaba en otro campo, el de la arquitectura. Y por encima de ellos el vanidoso Edgard Marino que al final no era tan “Zorro” porque salió mas estafado que ninguno y se quedó con quince hijos, mujer nueva y sin cumplir su sueño de ser padre de una niña.

De rata a ratoncito
La gran rata de este cuento fue Marco y su final no pudo ser más merecido. Desde el momento en el que La Pajarita, tras resignarse a perder a su “pajarito”, comienza a verla cara de ratoncito al falso Licenciado Valenzuela que se presiente un final agridulce para el embaucador.

Impagable fue esa escena en que Karen (Alicia Machado) pasa por la carnicería y ve a su ex cargando un costillar. No se sabe que fue mejor: la humillación en la cara de Marco, los apremios de su “cuñados” para que siguiera trabajando o los aullidos de La Pajarita  a su “Ratoncito” demostrando que no había cambiado nada, que seguía tan celosa, controladora y estridente como siempre. Bueno, según los resultados de la encuesta, los usuarios  querían un marido para Vicky y nadie mejor que Marco.

El choque cósmico
Las bodas estuvieron bonitas, pero más bonito el final cuando los Álvarez del Castillo y la pareja Medina-Álvarez volvieron a reclamar la casa ancestral. Fue como un retornar a las raíces de Alejandra (Itati Cantoral) y ver todo lo que había avanzado gracias a la guía del ahora su marido.

Fernando Gaitán se ha esmerado en cambiar la fisonomía del romance telenovelero y en su afán de novedades lo ha hecho más romántico. Nada más mágico que ese choque cósmico ente culturas y clases sociales que tuvo lugar la noche en que el conductor borracho casi mata una mujer que cree tiene ya planificada felicidad futra. La idea de que estas dos personas no solo llegarán a amarse sino también aprenderán el uno del otro y crecerán juntos era inconcebible hasta que la pluma del maestro Gaitán y este magnifico elenco nos demostraron que si se podía

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí