Enlaces Relacionados

  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • La Tempestad capítulo 32
  • Próximo álbum

El amor de Marina y Damián es más fuerte que todo

Beatriz tenía miedo de lo que estaba a punto de hacer. Mira aquí todos los capítulos de Porque El Amor Manda.
Fulgencio pensaba que Esthercita había muerto y se sentía culpable.
Mayuya vio que Marina llegaba a la iglesia y comenzó a ofenderla y la culpó de la supuesta muerte de Esthercita.
Beatriz y Marina no podían creer lo que estaba diciendo Mayuya.
Los ánimos se encendieron y por poco se agarran a golpes.
Marina se sentía triste, pero Damián, quien iba llegando a la iglesia la consoló.
El Capitán Fabré no estaba dispuesto a soportar que insultaran a Marina.
Y se hizo de palabras con Hernán.
El malvado de Hernán se quedó con el coraje.
El capitán Fabré le aseguró que Marina sólo sería su mujer, lo que puso más rabioso a Hernán.
Beatriz le pidió a Damián unos minutos, quería hablar con él.
La madre de Marina cumplió la promesa que le hizo a Hernán y le suplicó al capitán Fabré que se alejara de Marina.
Damián no podía creer lo que estaba escuchando y se quedó asombrando al saber que Beatriz tenía una enfermedad terminal.
Mercedes hablaba con Ernesto, mientras Esthercita lo atendía.
Magdalena se negaba a ver a su madre, pues no quería saber nada de ella.
Esthercita comenzaba a recobrar la memoria.
Mientras que Damián le pedía a Dios para que lo iluminará y pudiera tomar una decisión.
Sin embargo, Marina llegó a la iglesia y le confirmó lo que sentía por él.
Y le aseguró que ella quería estar a su lado para siempre.
Damián quería decirle lo que Beatriz le pidió, pero decidió callar.
Hernán tenía que hacer algo, pues esta vez no iba a permitir que Damián se llevara a Marina así de fácil.
La pobre Esthercita sólo tenía en mente regresar a casa.
Fulgencio aún estaba desconcertado, el suponer que su hija había muerto era algo que hacia sentir mal.
Damián no sabía qué hacer, dejar a Marina por el bien de Beatriz o luchar por ella.
Pero no todo estaba dicho, pues el capitán Fabré y Marina decidieron darse una escapada.
Sólo pensaban en disfrutar su amor.
Y llegó el momento de dejarse llevar.
Los besos y las caricias no pudieron esperar.
Marina y Damián se entregaron al amor.
La mejor forma de convertirse en uno solo, ¿qué consecuencias tendrá esta escapada?

Videos

Próximos álbumes

Damián se siente culpable por la muerte de Esthercita

America v Monarcas en Fresno

Noche de boxeo en Fresno

Univision Fresno y líderes locales ayudan a estudiantes a seguir estudiando

Disfruta más imágenes
a tu izquierda