• Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat
  • Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat
  • Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat
  • Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat
  • Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat
  • Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat
  • Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat
  • Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat
  • Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat
  • Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat
  • Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat
  • Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat
  • Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat
  • Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat
  • Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat
  • Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat
  • Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat
  • Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat
  • Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat
  • Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat
  • Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat
  • Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat
  • Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat
  • Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat
  • Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat
  • Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat
  • Próximo álbum

Alejandro sufre por la frialdad de Montserrat

Montserrat llegó a su nuevo hogar. La casa donde desde ahora pasará su vida al lado de Alejandro.
Montserrat se sorprendió al ver el trato que Alejandro recibía de sus trabajadores, pues todos lo trataban como un amigo.
Alejandro le respondió que en su casa nadie recibe trato especial, pues el respeto para sus trabajadores es muy importante.
Como buen amigo, Refugio nuevamente aconsejó a José Luis. Le pidió que no fuera a buscar a Montserrat, pues su esposo podría estar alertado.
Pero José Luis no escuchó los consejos de Refugio. Visitó a Nadia para pedirle su ayuda y conseguir la dirección de Montserrat. Nadia llamó a Graciela preguntando la dirección de su amiga, pero no la obtuvo; Graciela ya sabía que era cómplice de su hija.
Esmeralda llamó a Dimitrio para sacarle la nueva dirección de su hermana. Esmeralda se sentía culpable por haber sido parte del plan que hundió a José Luis.
Esmeralda quería ayudar a José Luis y Refugio, pero muy pronto quedaría al descubierto su participación en le trampa de Graciela y Dimitrio.
Refugio la escuchó hablar sobre su complicidad en la fechoría sobre José Luis. Estaba decepcionado, los planes que tenía con ella se habían desmoronado.
¿En qué momento pasó? ¡Montserrat y Alejandro encendieron su pasión!
Los besos, las caricias y el amor se apoderaron de Alejandro y Montserrat.
Pero no todo podía ser tan lindo. Ese beso era sólo un sueño, un delirio de Alejandro.
Alejandro estaba soñando despierto, la belleza de Montserrat lo tiene atrapado.
Montserrat sintió que alguien la observaba, ¿presentirá que fue Alejandro?
Juventino le reclamó a Alejandro por no nombrarlo nuevo capataz de la hacienda.
Pero Alejendro le dijo que no confiababa en él; cuando se ganara su confianza lo nombraría capataz.
Montserrat estaba desangelada con su nueva vida. Extrañaba con todo su ser a José Luis.
Recordaba los momentos más dulces y románticos que vivió a su lado.
¿Por qué tan enojada María? Pues no le hizo ninguna gracia saber que el hombre que tanto ama ya estaba casado.
Alejandro le pidió disculpas por no avisarle, pero le ofreció su amistad incondicionable.
Esta fue la cara del Padre Alselmo al enterarse del matrimonio de Alejandro. Estaba triste por no haber sido quien lo casó.
Pero su tristeza se esfumó con la belleza de Montserrat, hasta felicitó a Alejandro por la hermosa esposa que tenía.
Alejandro ya no aguantó la frialdad de Montserrat y estaba dispuesto a exigir sus derechos como esposo.
Montserrat le recordó que no sentía nada por él, que su amor estaba con José Luis.
Pero Alejandro le aclaró que habían hecho un trato y era momento de cumplirlo.
Él ya había salvado a su familia de la quiebra. Ahora Montserrat tenía que cumplir su parte.
¿Alejandro será capaz de obligar a Montserrat a amarlo? ¿José Luis llegará a la hacienda para recuperarla?
Próximos álbumes

Alejandro descubrió la infidelidad de Montserrat

De rubia, María es aún más malvada

Alejandro escapó, pero la muerte lo atrapó

José Luis se quedó solo y su alma

Disfruta más imágenes
a tu izquierda