• Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Alejandro se la pasó pidiendo perdón
  • Próximo álbum

Alejandro se pasó la semana pidiendo perdón

¡Ayy Montserrat! Qué sorpresita les dio tu mamá. Ahora resulta que Dimitrio puede ser hijo de Benjamín Almonte.
Y lo que es peor, ahora sería medio hermano de Alejandro. ¡Qué familia!
Apresúrate Finita, Dimitrio necesita de todos tus apapachos, pero quién sabe si los reciba de buena cara.
Sí Alejandro, que Graciela se entere que Rosario es tu verdadera madre. Pero te aseguramos que no dejará de hacerle caras.
¡Lo ves! La mira como si no mereciera pisar el suelo de su casa. ¡Te hace falta Jesús, Graciela!
Así como lo oíste, tú eras la única que no sabía la verdad sobre Rosario. Nadie te tiene confianza. ¿Por qué será?
¿Listo Alejandro? Es momento de dejar el orgullo de lado y pedirle perdón a Montserrat.
Tú también deja el dolor atrás Montserrat, Alejandro viene con el corazón en la mano. ¿Lo perdonarás?
¿Qué lindo es tu hijo verdad Alejandro? Y tú que no lo querías reconocer.
¡Vamos Montserrat! No llores y escucha a Alejandro, se ve muy arrepentido.
Todo el dolor que causaste no será fácil de borrar Alejandro. Recuerda lo que le dijiste, hasta la nombraste como la peor mujer del mundo.
No te queda de otra, ponte de rodillas y suplícale. Esperamos que te dé su perdón.
Ni modo Alejandro, esta vez no será. Pero dale tiempo a Montserrat para que piense las cosas.
Seguramente, a muchos les gustó tu decisión de no perdonarlo. Pero, ¿será para siempre o esperarás a José Luis?
No nos cansamos de chulear a tu bebé. Está hermoso, y qué bueno que le pusiste el nombre de tu papá. Desde el cielo está muy contento.
¿Ya está lista Rosario? Alejandro la llevará a vivir con él. Prepárese para el sueño que tanto anheló.
No te pongas así Angélica, ya verás que José Luis se repondrá pronto y estará a tu lado por el tiempo que te quede de vida.
¡Vamos José Luis! Reaacciona, no te puedes morir, tienes mucho por qué vivir.
Agárrate Montserrat, Refugio no te trae buenas noticias.
Aunque te duela admitirlo, José Luis está al borde de la muerte. No escuches a tu tía Carlota, corre junto a él, podría ser la última despedida.
En verdad que tu interés tiene pies Dimitrio, no te tardaste nada para decirle a Alejandro que podrías ser su hermano y pelear por la herencia de los Almonte.
Pero, ¿cómo le vas a hacer para demostrarlo? Tienes que hablar con tu madre para que te diga la verdad.
¿Sigues en tu casa Montserrat? No esperes más, apresúrate para ver a José Luis.
Que no te importe el qué dirán, tus sentimientos son más importantes.
Muy bien, no sabes qué alegría le da al verte junto a su cama. Pero... ¿le dirás que todavía lo amas? Velo de este modo, es una mentira piadosa que le animará el corazón.
Ya sabíamos que no te podías negar, en verdad eres una dulzura de mujer.
¡No Alejandro, no pienses mal! Montserrat sólo está declarando su amor por José Luis para hacerlo sentir mejor.
Que no ves que está a punto de morir, ella lo está haciendo porque es una gran mujer.
No te vayas sin una explicación, ¿dejarás que una confusión termine para siempre con su gran amor?
Ya hasta estás alucinando, ¡cómo puede ser posible que llegues a estos extremos!
Tranquilízate, recuerda que cada vez que explotas por celos toda tu vida se va al abismo.
Esa sonrisa es de pura maldad Pedro, conociéndote ya tienes todo listo para apoderarte de las tierras de Alejandro y para hacer sufrir más a la pobre de Nadia.
Y tú no tienes perdón Ezequiel, con tal de ser el nuevo Presidente Municipal de 'Aguazul', sigues todas las órdenes de Pedro. A ver si se te cumple tu sueño, ¡ojalá no, por malvado!
¡Qué mala suerte tuviste Nadia al casarte con un hombre como Pedro! Pero ya ves, el destino te puso con un hombre de buen corazón como Víctor.
Aguas Finita, Adolfito te quiere ver la cara. No te dejes.
Además, ¿qué clase de amigo es al intentar seducir a la esposa de su casi hermano? No eches en saco roto nuestras advertencias.
¿Sorprendido Alejandro? Montserrat quiere el divorcio cueste lo que cueste.
¿Quieres enmendar tus errores? Pues al dárselo le devolverías la libertad que bien se merece.
Ni hablar Graciela, tu hija se te adelantó y ya está solterita. No verás ni un peso más de Alejandro. Bien que te lo mereces.
Ya ves Angélica, José Luis se salvó de morir. ¡A festejar!
Pero tú no te ves muy bien, José Luis ya se dio cuenta de tu pésimo estado. Mejor vete a descansar.
Llama al doctor José Luis, Angélica se ha descuidado por velar por ti.
¡Qué necia eres Angélica! Si los doctores no te ven, tu muerte estará muy cerca. Está bien, el amor es tu mejor medicina.
¡Bravo Montserrat! Muy bien por dejar el orgullo atrás y darle una oportunidad a Alejandro.
Ya ves Alejandro, Montserrat sólo necesitaba tiempo para pensar las cosas. Ahora tú tienes la felicidad en tus manos.
Qué lindo es verlos juntos, ya se merecían ser felices. Y tú más Montserrat, después de los amargos momentos que has vivido por culpa de tu familia.
¿Nuevamente se casarán? ¡Qué emoción! Lo mejor es que ahora los dos están completamente enamorados.
¡Beso, beso! Qué linda reconciliación.
Ahora a planear su boda y el bautizo de Laurito. ¡Qué buena idea tuvieron al hacerlo el mismo día!
La felicidad ahora sí corre por todas tus venas Montserrat: tienes una belleza de hijo y ya regresaste con Alejandro. ¡Enhorabuena!
Cálmate Pedro, no vayas a cometer una locura. Todo lo que te dijo Ezequiel sobre Esmeralda es para perjudicarla. Ella no le ha contado a nadie sobre tu intimidad
¡Mira cómo la dejaste! No tienes perdón, seguro vas ir directito al infierno, eres un malvado.
Suficiente Pedro, ya déjala. ¿No te conformas con la golpiza que le diste? Si Refugio se entera, no vas a contarla.
Nos dejaste con el ojo cuadrado Graciela, ¡cómo que el hijo que tuviste con Benjamín está muerto!
¿De qué fuiste capaz? ¡Ahh, pero eso sí! Ya quieres sacarle provecho y engañar a Alejandro.
¡No lo hagas Dimitrio! No te prestes a los sucios planes de tu madre.
Próximos álbumes

Sebastián Rulli disfrutó el fin de semana con su gran amor

Sus muertes nos dejaron con la boca abierta en 'Lo Que La Vida Me Robó'

Esmeralda se despidió para siempre de Refugio

La vida de Graciela se está apagando

Disfruta más imágenes
a tu izquierda