Publicidad | Vea su anuncio aquí

Final de Barreras de Amor

Barrera de Amor

Barrera de Amor - Televisa

La tercera es la vencida

Barrera de Amor terminó con gran estridencia. Doña Jacinta ardió en las llamas de su propio infierno; tras un pacto suicida, Manola y Federico se lanzaron al vacio, y Maite recobró a su hija y a su amor perdido. La tercera entrega de la trilogía, comenzada por La Otra y Amarte es mi Pecado, cerró con broche de oro y no escatimó premio ni castigo.

Esta fue la tercera entrega de la mancuerna creada por el legendario productor Ernesto Alonso y la guionista estrella Liliana Abud. Se entiende que, tras dos obras de arte del género como La Otra y Amarte es mi PecadoBarrera no alcanzase los niveles de excelencia de sus predecesoras. Por lo tanto se le perdonan sus pequeños defectos: su lentitud; la cantidad de personajes cuyas historias no interesaban tanto como las de los protagonistas; hasta  una que otra incoherencia. ¿Cómo es que dos devotos padres como Maite y Víctor nunca se dieron cuenta de que su hija adoptiva sufría de trastornos de personalidad?

Lo que no faltó en Barrera de Amor fue la emotividad que nunca caía en cursilería, los personajes redondos y creíbles, y los momentos inolvidables. ¿Quién no sufrió con la vida vacía de Maite separada de su hija y de su verdadero amor? ¿Quién no lloró con la muerte del inocente Daniel? ¿Quién no quiso a Víctor que, a pesar de ser homosexual, a veces fue más macho que el héroe Luis Antonio?

Aparte de la trama y de las sobrias y eficaces actuaciones, Barrera de Amor gozó de muchos atractivos. Por empezar, su homenaje a Aguascalientes que permitió conocer todos los tesoros que oculta ese estado mexicano; seguido por  las aventuras de Andrés en el ruedo  que mostraron lo arduo que es el camino de un torero. Barrera de Amor exploró muchos espacios: el convento donde dio a luz Valeria, el burdel donde nació Verónica, el sanatorio donde estuvo encerrada; el colegio canadiense donde se educaron las tres amigas y ,por supuesto, la gótica y oscura finca de los Valladolid.

Con una trama que tocó muchos temas polémicos, Barrera de Amor se caracterizó por el respeto, objetividad y simpatía conque presentó la vida de una familia indígena en un México moderno, los conflictos de un padre homosexual, e incluso la hermandad que existía entre las pupilas de un burdel.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí