Publicidad | Vea su anuncio aquí

Novelas playeras: mensajes medioambientalistas y tórridos romances

¿Erotismo o Sortilegio?

Pero pronto se "conocerán" mejor.

- Televisa

pareja de Sortilegio

FOTOS:  XMejor telenovela: Sortilegio

Ver fotos
Jacqueline Bracamontes vs Niurka

FOTOS:  Jackie Bracamontes

Ver fotos
Mario Cimarro y Ninel Conde

FOTOS:  Top 10 playas de telenovela

Ver fotos
Lugares comunes para hacer el amor

FOTOS:  10 lugares comunes para hacer el amor

Ver fotos

En el mar la vda es más sabrosa

Definimos las telenovelas por tema (drama maternal), por cronología (novelas de época), o por espacio (dramas rurales). En esta última categoría entran los romances de mar y de la arena: la telenovela playera.  Las hay donde la acción tiene lugar en una playa como Mar de amor,  o las hay como Sortilegio donde la arena sirve de cama para las más tórridas escenas de pasión.  No te pierdas Mar de amor, de lunes a vienes, a las 3pm/2pm, por Univision.

La telenovela playera se caracteriza por temas “marítimos”. Tiene lugar en playas que sirven de zona de recreación, pero también de escenario para romances e intrigas. Hay pescadores, marineros como el Capitán Solís (Manuel Ojeda) de Tormenta En El Paraíso, y una cierta magia que viene del folclore del mar, pero también de la atmósfera oceánica cargada de leyenda y misterio.

La telenovela playera no tiene época obligatoria. La mas clásica, cuya nueva versión acabamos de ver,  es Corazón Salvaje con su historia de piratas contrabandistas, y en la que gran parte de la trama se desarrolla en un barco. También en un barco tiene lugar el comienzo de Yo Compro Esa Mujer que Liliana Abud fusionó con la novela de Caridad Bravo Adams para remozar esta nueva versión de Corazón Salvaje.

La versión de 1990, de Yo Compro Esa Mujer, tenía lugar en Campeche,  antiguo reducto pirata. Pero a los piratas, y su vida marinera y delincuente, los conocimos en Pasión, donde el Mar Caribe, sus playas, los bergantines de corsarios y la vida bucanera fueron los ejes de la trama.

En un escenario más moderno se desarrolló Gabriel y Gabriela, donde la protagonista (Ana Martín), hija de un pescador, para huir de un mal de amores, se disfrazaba de hombre y se iba de grumete en un barco.


Haciendo turismo
México tiene un litoral privilegiado salpicado de playas magnificas que han servido de escenario para muchas telenovelas. En los 70's, cuando ya se comenzaba a filmar al aire libre  se hizo Mañana Será Otro Día que narraba como Puerto Vallarta pasaba de villa de pescadores a  balneario de lujo. Madres Egoístas, en parte, fue grabada en Huatulco y en Teresa, el suicidio de Raúl (Miguel Pizarro) por el amor de Salma Hayek ocurría en la playa de Zihuatanejo y Lucerito casi se arroja al mar de Nayarit en Cuando Llega El Amor.

 Acapulco ha sido escenario de varias telenovelas como Acapulco, Cuerpo y Alma y Código Postal. El puerto y playas de Manzanillo fueron elegidos como trasfondo de Contra Viento y Marea que además describía la vida de los pescadores y trabajadores de una importante compañía atunera. Tormenta En El Paraíso también mostró la vida y lucha de los habitantes de la Isla Cozumel en la Riviera Maya.

Otra característica y atractivo de la novela playera es la inclusión de creencias mágicas relacionadas con criaturas marinas como las sirenas. Aunque el realismo mágico de playas y mar ha sido más desarrollado en novelas playeras brasileñas y colombianas como Las Juanas que viéramos recientemente bajo el nombre de La Marca Del Deseo, la novela mexicana también los abarca.

Sirenitas bípedas
En Amy, La Niña de la Mochila Azul, una novela infantil con tema marinero aparecía una sirena interpretada por Tatiana. En la telenovela venezolana Maria Del Mar, de Delia Fiallo,  Herminia Martínez interpretaba a una misteriosa mujer rescatada de las aguas del mar. Su belleza, enigma, y aseveración de que tenia 100 años, hacia creer a los pescadores que se trataba de una sirena. Ese papel lo interpreta Ninel Conde en la nueva versión mexicana, llamada Mar De Amor.

También la telenovela playera tiene sirenas sin cola de pescado. En la memoria popular reina todavía Marimar , costeñita y reina de las playas, y recientemente conocimos una Sirenita (Ingrid Martz) un poco desastrada y un poco lunática que vagaba, con su peinado de estrella de mar, por Tormenta En El Paraíso, la novela playera por excelencia.

La novela playera ofrece la oportunidad de mensajes medioambientalistas. Tormenta En El Paraíso advirtió de la necesidad de cuidar las playas, de proteger los arrecifes de coral y de cómo el hombre puede con sus descuidos,  volver estos paraísos naturales en verdaderos infiernos para la fauna autóctona.

Por último, una playa solitaria bajo la luna es sinónimo de romance. Aun de día, es un lugar perfecto para enamorarse. En Mañana Es Para Siempre, las fantasías  románticas de Fernanda (Silvia Navarro)desembocan en un sueño en el que se ve haciendo el amor con Franco (Fernando Colunga) en una playa de Los Cabos. En Cuidado Con El Ángel, la luna de miel de los protagonistas y su noche de bodas tenía como escenario el balneario de Acapulco y ahí era la boda de Candy (Jacqueline Bracamontes) en Las Tontas No Van Al Cielo. En cambio, Rubí (Bárbara Mori) prefería casarse en Cancún.

En Tormenta En El Paraíso la heroína Aymar (Sara Maldonado) tropezaba con su gran amor en una playa de Cozumel y en Sortilegio, el malhadado romance de Bruno (David Zepeda) y Maria José (Jacqueline Bracamontes) nació en Cancún. Pero es en las playas yucatecas donde María José conoció el amor al rojo vivo en brazos de Alex (William Levy).

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí