Publicidad | Vea su anuncio aquí

Ellos nos enseñaron a amar: Grandes parejas de telenovela

10 razones para ver el Triunfo Del Amor

10 razones para ver el Triunfo Del Amor

- Televisa

Encuesta

Detrás de cada telenovela, hay un romance y una pareja mágica que se queda con nosotros después de la palabra “Fin”.

¿Cuál es la pareja inolvidable de las telenovelas?

Mónica y Juan del Diablo de Corazón salvaje (1993) Verónica y Demetrio de La mentira Matilde y Manuel de Amor Real Marichuy y Juan Miguel de Cuidado con el ángel Valentina y José Miguel de Soy tu dueña Maricruz y Pancho de Quinceañera Rosario y Emiliano de La hija del mariachi Alejandra y Rafael de Hasta que el dinero nos separe María Mercedes y Jorge Luís de María Mercedes Lety y Fernando de La Fea más bella
Resultados
Triunfo Del Amor besos

FOTOS:  Los besos más ricos de las telenovelas

Ver fotos
Los romances clásicos

FOTOS:  Los romances clásicos

Ver fotos
Parejas del Momento

FOTOS:  Parejas que desprenden chispas

Ver fotos
Eva y Daniel en la playa

FOTOS:  Una historia de grandes amores

Ver fotos

¿Qué las hace inolvidables?


La semana pasada hablábamos de besos, pero el amor de telenovela va más allá de las caricias. ¿Cuáles han sido esas parejas de enamorados que nos enamoraron, a la par de enseñarnos el verdadero significado de un amor incondicional, romántico y que, aunque apasionado, también es espiritual? Recordémoslas y preguntémonos si en la vida real puede haber amores parecidos. ¿Quieres encontrar uno? Prueba este lugar mágico estrictamente para los que buscan romance.

Química intemporal

¿Que requisitos son los necesarios para ser una gran pareja telenovelera? Antes que todo, debe haber  química entre los protagonistas. Sigue en importancia, una historia memorable que sea convincente, y que permita que los espectadores se identifiquen con el sentimiento que uno a los enamorados.

Hay parejas de telenovela que seguirán grabadas en la imaginación popular a pesar de  que nacieron el en cine incluso en libros. Esos son los casos de historias que transcienden el tiempo como La mentira y Corazón salvaje. Sin embargo el connoisseur telenovelero tiene definidos los rostros que asocia con esas historias. Eduardo Palomo y Edith González siempre serán Juan del Diablo y Santa Mónica, tal como Guy Ecker encontrará su amor a regañadientes en una Kate del Castillo llamada Verónica.

Duplas legendarias

Venezuela fue el país que instituyó la imagen de parejas icónicas que los espectadores asociaban con grandes historias de amor. La más famosa fue la compuesta por José Bardina y Lupita Ferrer, a la que seguirían inmortales duplas como la de Hilda Carrero y Eduardo Serrano, Jeannette Rodríguez y Carlos Mata y Catherine Fullop y Fernando Carrillo. Estos últimos brindaban una química convincente, ya que se amaban en la vida real

Era la costumbre de Televisa no repetir parejas, para no aburrir al publico, pero fue la misma audiencia la que solicitó esa repetición de actores que ha conseguido crear un dúo tan intenso como los de Lucero y Fernando Colunga en Alborada y Soy tu dueña. Ahora se repite el experimento con los actores más adorados por el público, Maite Perroni y William Levy que buscan repetir en  Triunfo del amor, su triunfo en Cuidado con el ángel.

Cenicentas y Cenicentos

Toda pareja inolvidable ha superado terribles obstáculos que impedían su amor. El más común es la diferencia de clases,  es por eso que la pareja por excelencia la forman Príncipe Azul y Cenicienta.El cuento de la Cenicienta, con modificaciones adecuadas a cada época, juega su parte en la creación de una pareja inmortal. Desde mugrositas que curan de la impotencia a su galán como María Mercedes (Thalía), hasta niñas callejeras traumatizadas como la Marichuy  (Maite Perroni) de Cuidado con el ángel.

Pero también existe el drama del Ceniciento enamorado dela Pobre Niña Rica. Desde que Pedro Luis abusara de Leonela en una playa perdida hasta Rafael Medina (Pedro Fernández)que casi mata a la Licenciada Alejandra  Alvarez del Castillo (Itatí Cantoral), en Hasta que el dinero nos separe, que los pobres Cenicientos deben luchar por el amor de mujeres de alta sociedad.

Más alla del tiempo, razas y nacionalidades

Por alguna razón, el amor es más vehemente y célebre cuando ocurre en pasados remotos. Hay tantas parejas que asociamos con historias de época y vestuarios de antaño como Alejandro Aldama (Eduardo Yáñez) que compra a su prima Ana Cristina (Leticia Calderón) en Yo compro esa mujer, las mencionadas parejas de Alborada y Corazón Salvaje, Ramona (Kate del Castillo) y su Indio Alejandro (Eduardo Palomo), y, por supuesto Matilde (Adela Noriega) y Manuel (Fernando Colunga) de Amor real.


Brasil,  campeón productor de fastuosos romances de época como Esclava Isaura, Doña Beija y Xica, se ha atrevido a trasladar el amor a otros continentes. Por eso  India nos ofrece todas las variedades del amor hindú con su vigoroso romance triangular compuesto por Bahuan (Marcio García), Maya (Juliana Paes)  y Raj (Rodrigo Lombardi). Es que el amor telenovelero a veces s vive de a tres. Ese fue el caso de la famosísima Dos mujeres y un camino en la que un Erick Estrada confundido no sabía a quien amaba más si a su esposa (Laura León) o a su amante (Bibí Gaitán).

Las grandes parejas no tienen espacio geográfico definido. Desde las cosmopolitas grandes empresas hasta pueblecitos perdidos han sido testigos de grandes amores. Inolvidables han sido las parejas del drama rural compuestas por mujeres que luchaban por recobrar lo suyo fueran sus tierras o sus amores. Esos fueron los casos de Julia (Daniela Castro) de Cañaveral de pasiones, Alfonsina (Adela Noriega), en El Manantial y Lucrecia (Maite Perroni),  en Mi Pecado.

Ni la edad ni la belleza son impedimentos

No hay edad  que marque a una gran pareja. A partir de Quinceañera, los amores de adolescentes han aportado enamorados inolvidables a la historia del género. Tal como Mamá Campanita, De frente al sol y Mirada de mujer demostraron que el amor de una mujer no acaba en su tercera, ni en su cuarta ni en su quinta época.

En el pasado los amores inolvidables eran esos donde un caballero heroico un Príncipe defendía a una mujer desvalida e incluso minusválida. Hoy las mujeres son las que protegen a los hombres aunque los persiga la Interpol como ocurrió en La hija del mariachi.

Aun en eras tan superficiales como la nuestra en que lo físico es lo primordial, las grandes parejas demuestran que en el amor importan mas los sentimientos que la belleza. Betty La Fea y Llena de amor han aportado parejas inolvidables, precisamente porque lo que las une es algo más fuerte que “lo de afuera”.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí