Publicidad | Vea su anuncio aquí

Las reinas del crimen ¿Cuál es tu favorita?

Belinda Mujeres Asesinas 3

En Ana y Anette Nobles, Belinda tuvo que matar a William Levy.

- Mediamates

Encuesta

La Tercera Temporada de Mujeres Asesinas ha traído situaciones y personajes fascinantes.

¿Cuál es tu caso favorito?

Marta, Manipuladora Irma, la de los peces. Ana y Anette, Nobles Paula, Bailarina Luz, Arrolladora Elvira y Mercedes, Justicieras Azucena, Liberada
Resultados

Casos para todos los gustos

Como esta semana no tendremos Mujeres Asesinas 3, tomémonos un descanso para revisar lo que nos ha traído este año la serie de  Pedro Torres. Ha sido una temporada de homicidas versátiles y variadas. Desde un pueblo olvidado de la civilización hasta las piscinas del jet set acapulqueño, hemos visto casos en que mujeres, ricas y pobres, matan siempre empujadas por motivos de fuerza mayor. ¿Pero cuál ha sido tu caso favorito de Mujeres Asesinas 3?

Retornos y debuts
Este año, Pedro Torres ha aportado algunas variaciones a su serie. Ha “regresado” a la pantalla a queridas y talentosas actrices, ha resucitado famosísimos casos de la crónica roja mexicana, y hasta ha jugado al humor negro. Al menos en el irónico cuento de Luz, Arrolladora en el que tuvimos el placer de volver a ver a la famosa actriz y conductora boricua Giselle Blondet dando vida a la amante de un médico casado al que termina arrollando con su coche. Entretanto la esposa del médico (Cynthia Klitbo) asesina a la nueva amante del marido.

Otro esperado retorno a la actuación  fue el de la gran actriz Yolanda Andrade que junto al símbolo sexual Aleida Núñez interpretaron a mujeres marginales obligadas a matar para proteger a una niña de un pedófilo.  A este último le dio vida el conductor Adal Ramones en el episodio titulado Elvira y Mercedes Justicieras. Decididamente, los conductores se han trasladado a las Mujeres Asesinas.

No sólo ha sido una temporada de retornos, también de debuts. Otro miembro del clan Derbez ingresa a la actuación vía Mujeres Asesinas. Aislinn Derbez, hija de Eugenio, fue Marta, Manipuladora, una chica que mataba al padrastro-amante.

¿Asesinas o víctimas?
Hemos visto casos pavorosos en que la homicida merece toda muestra compasión como el de la pobre Azucena, Liberada. Zuria Vega mostró la casta histriónica dando vida a una campesina adolescente que salía de la abyecta miseria de su casa familiar para vivir un infierno de golpes y abusos a manos de un marido con edad para ser su abuelo. Casi tan interesante como la de Zuria fue la caracterización de los comediantes Sergio Corona y Rafael Inclán dando vida respectivamente al abuelo diabético que vende a la nieta como quien vende una gallina, y al marido sádico. Ambos recibieron su merecido de manos de su victima

Más urbano y menos crudo, pero igualmente patético, fue el tristísimo episodio titulado Irma, la de los peces. Jacqueline Bracamontes, sin maquillaje y muy alejada de su imagen de diva glamorosa, interpretó una mujercita gris a la que las refinadas torturas mentales del marido (Alejandro Tomassi) llevaban a perder el juicio. Imposibilitada de ser madre enfoca su cariño maternal en sus pececitos de colores. Cuando ve la pecera destruida y a sus “hijos” muertos, la enloquecida Irma se convierte en una Mujer Asesina.

Otro caso my conmovedor fue el de Paula, bailarina. Ya habíamos visto a Kika Edgard jugar al cross-dressing en Contra y viento y marea, pero aquí retrató una ultra sexi y femenina bailarina exótica cuyo único problema era que nació…hombre. Paula se enamora de un hombre casado y cuando descubre que su sueño de amor y de ser mujer no es mas que una fantasía mata al amante.

En el Viejo Acapulco
Dejamos para el final, el episodio más esperado y también el que mas ha dado que hablar. Ana y Anette, nobles. La polémica y expectativa provocada por este episodio residía en que se trataba de un famosísimo caso que, aun hoy, sigue  elevando conjeturas, que fue un episodio muy sofisticado  situado en el mundo de ricos y famosos de Acapulco y además porque traía al galán William Levy en un rol atípico.

Levy interpretó aun alcohólico y drogadicto esposo abusador. Belinda era la esposa trofeo que soportaba un infierno en la privacidad de la alcoba, Isabella Camil era su ambiciosa madre quien acepta cargar con las culpas de su hija. Levy estuvo delicioso como el Conde Fonsi, que se metía droga delante de las visitas, trataba a  todo el mundo a palabrotas,  intentaba violar a su mujer y aventaba a  su cuñadito al suelo, suceso que fue la gota que colmó  la copa de champán de sus parientas.

¿Cuál fue tu caso favorito? No te olvides de responder nuestra encuesta, y, aunque esta semana no tendremos Asesinas, falta todavía lo mejor de la tercera temporada. Veremos a Dulce asesinar en nombre de una pasión lésbica; a Maite Perroni  convertirse en “Viuda Negra”; a Leticia Perdigón convertirse en “La Mata Viejitas”, y a tres grandes de la actuación retratar los crímenes de Las Poquianchis, uno de los casos más espeluznantes de los anales el crimen mexicano.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí