Publicidad | Vea su anuncio aquí

Luchita tiene un pie en el bote por ladrona

Lo que no viste de No Me Hallo

Lo que no viste de No Me Hallo

- Univision.com

No Me Hallo: Capítulo 7

VIDEO:  No Me Hallo: Capítulo 7 - Univision.com

Ver videos
No Me Hallo: Capítulo 8

VIDEO:  No Me Hallo: Capítulo 8 - Univision.com

Ver videos
No Me Hallo: Capítulo 9

VIDEO:  No Me Hallo: Capítulo 9 - Univision.com

Ver videos
Lo que no viste de No Me Hallo

FOTOS:  Lo que no viste de "No Me Hallo"

Ver fotos
Las caras de Rogelio en No me hallo

FOTOS:  A Rogelio lo agredieron en "No Me Hallo"

Ver fotos

Apareció el "apachurro" de los Robirosa


A Lucha Guerra (Angélica Vale), Don Macario le halló otro trabajo. Ahora como criada y así entró a la Mansión Robirosa con una patrona “sangrona” que la tiene puliendo pisos. Ay si Luchis supiera que ya ganó el casting. Pero claro la muy…de Alma Martín (Adriana Rivas-Chapa) hizo creer a Arturo que Luchita se había ido a buscar  fortuna en Broadway. Mira lo que pasó esta semana en No me hallo.

Hasta la mansión llegó el infatigable Rogelio (Rogelio Martínez)  disfrazado de cartero, pero el perrito de Doña Leonor (Eva Tamargo), tan arrogante y malas pulgas como su dueña lo corrió a mordisco limpio. Rengueando y chillando, llegó Rogelio a casa de su cómplice. Alma tiene razón: es un llorón. A propósito, el feroz cachorrito es Lety, la perrita de La Vale.

Entretanto Lucha comenzó a vivir la vida de las Cenicientas de telenovela. Hizo amistad con los otros criados que la reconocieron como a gran cantante que fue. Me hace reir Benito, el mayordomo, tan bilingüe que todo lo tiene que decir  en los dos idiomas. Lo malo es Doña Leonor Robirosa, aparte de prepotente y abusiva, ya  comenzó a quejarse de la perdida de un collar y le dejó en claro a la nueva que sospecha de ella. Eso le quitó a Luchita todo entusiasmo de seguir haciendo limpieza en la Mansión Robirosa. Solo los consejos de Abelardo (Harry Geithner) le impidieron abandonar el empleo.

Leonor tiene  tiene una virtud, su hijo Mario (Manolo Travieso).   Vimos como Luchita saludaba la llegada de Mario a la casa, y escondida bajo una mesa,  con un “¡Apaaaachurroooo!”.  Obvio que Mario la impresionó. ¿Se olvidará de Abelardo? Es que el maestro anda muy lento, no vaya a ser que le coman el mandado.

Hoy, Luchita ya se presentó con la “novia” de Mario, y le dijo por teléfono hartas cositas bien típicas de Luchita. Primero que cuestionó que se llamara Marita.  O sea su sentido de la armonía se ofendió al ver que un Mario fuera novio de una Marita y luego se puso a hablarle de los “chones” que usa el patrón. ¡Ayy Luchita sí que te mandaste! Lo que no sabía es que él la estaba escuchando. Pero Mario no parecía molesto por las travesuras de Luchita. No se sabe en que hubiese terminado esa platica patrón-criada porque justo ahí llego la "cacatúa", perdón Doña Leonor con la policía. ¿Ayy qué irá a pasar ahora con Luchita si no aparece el bendito collar?

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí