Publicidad | Vea su anuncio aquí

Enlaces Relacionados

  • Por Ella Soy Eva cap 148
  • Por Ella Soy Eva cap 148
  • Por Ella Soy Eva cap 148
  • Por Ella Soy Eva cap 148
  • Por Ella Soy Eva cap 148
  • Por Ella Soy Eva cap 148
  • Por Ella Soy Eva cap 148
  • Por Ella Soy Eva cap 148
  • Por Ella Soy Eva cap 148
  • Por Ella Soy Eva cap 148
  • Por Ella Soy Eva cap 148
  • Por Ella Soy Eva cap 148
  • Por Ella Soy Eva cap 148
  • Por Ella Soy Eva cap 148
  • Próximo álbum

Fernando no es ciego

“Tú eres mía” dice el obsesivo de Plutarco, Helena no es suya, lo que es suya es la cachetada que le da por su violenta insistencia.
Eva María, la verdadera, le dice a Juana Carlota que invierta en su nuevo negocio, le advierte que ella tomó su nombre prestado y, así, tiene mucho dinero.
Eva está preocupada por Adriano, no ha contestado sus llamadas, hasta que lo encuentra y él le dice que, como ella, pensará las cosas sobre la relación y la boda.
En ese momento, Helena llama a Juan y le dice que muere por verlo, pero no deben arriesgarse, la discreción será su nuevo abrigo.
Fernando celebra que le pagarán la indemnización por el accidente laboral, aprovecha el momento para decirle a sus hijos que le ha pedido a Marcela que deje su trabajo.
Helena le pide un enorme favor a Eva, que le permita ver a Juan en su casa, en su cuarto.
Helena le platica a Eva que encontró a Mendoza hurgando en sus cajones, no confía en él, piensa que podría estar coludido con Plutarco para desprestigiarla.
Rebeca recibe la visita de “cachito”, está ahí para cumplirle y terminar con los rumores sobre su disfunción, también para anunciarle que está despedida de Grupo Imperio.
Adriano rememora, en plena madurez, los bellos momentos que ha pasado junto a Eva, la mujer de su vida.
Eva María le dice a Dagoberto que tiene amarradas a Juana Carlota y a Mimí en sus manos, también que le ha conseguido un puesto ejecutivo a su amiguito, gerente general de su nuevo spa.
Parece que Eva María tiene un pasado turbio que podría meterla en problemas con la ley.
Marcela considera renunciar a Grupo Imperio si eso hará sentir mejor a Fernando, lo que sea por su familia.
Cuando Marcela deja la habitación, Fernando se queda viendo los deportes en la televisión, así es, Fernando puede ver y todo ha sido una mentira para sacar dinero.
Eva María lleva a su amigo a resolver unos asuntos de dinero, pero todo es una trampa para deshacerse de él y no tener que esconderse porque él sepa la verdad.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Plutarco está obsesionado con Helena

Pablo Escobar comenzó su desafío a Estados Unidos

Son bellas pero muy interesadas en las telenovelas

Son ninis de telenovela, ¡ni trabajan, ni estudian!

Disfruta más imágenes
a tu izquierda