Publicidad | Vea su anuncio aquí

Enlaces Relacionados

  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • abismo de pasion final carmina
  • Próximo álbum

Carmina perdió la guerra contra Elisa

Carmina agotó casi todos sus recursos y como último acto de venganza ha secuestrado a Damián.
Con el secuestro de Damián asegura su venganza sobre sus dos más grandes enemigas: Elisa y Alfonsina.
Al estar cerca de un Arango, Carmina no puede evitar revivir aquellos momentos que vivió con el papá de Damián y ahora desea probar la sangre del joven.
Carmina no tiene cómo saciar su lujuria y piensa que Damián puede tomar el lugar de Rosendo para también hacerla rica y llenarla de joyas.
Su plan consiste en tener el suficiente dinero para huir de “La Ermita”, por lo que pide dinero por el rescate del joven Damián.
La entrega del dinero se hace en el cementerio, en un lugar que seguro guarda muchos recuerdos para ella.
Grande fue su sorpresa al darse cuenta que no se encontraba sola en el camposanto.
El Padre Guadalupe apareció ante esta “víbora”, pero todo formaba parte de su imaginación. La conciencia le pesa mucho.
Doña Blanca también se apareció por última ocasión ante Carmina, ¿acaso esto era una señal para ella?
Carmina decidió no quedarse a averiguar más y se dio a la fuga, el cementerio era un lugar al que ella no regresaría. Al menos no con vida.
Gabino ya se encontraba esperando a su “ojitos” en la carretera en esta noche lluviosa, una premonición de la tragedia a ocurrir.
Doña Ramona apareció como atraída por el destino, tal como aquella noche en donde murió Estefanía con Rosendo. Ahora su papel sería diferente.
Ramona utilizó su carreta para causar un accidente y consiguió que el auto de Gabino y Carmina saliera volando con los villanos dentro.
El daño no se hizo esperar, la mitad del cuerpo de Carmina había quedado atrapado debajo del auto.
Carmina gritaba e imploraba ayuda a Gabino, pero el cobarde se dio a la fuga con todo y el dinero que habían cobrado del rescate de Damián.
Elisa y Gael se presentaron rápido en la escena, se encontraban detrás del auto de Carmina desde que abandonó el cementerio.
Al no encontrar a Damián en el auto, Elisa y Gael se separaron, dejando a Carmina bajo su auto.
El daño que recibió el cuerpo de Carmina era obvio e irreparable, ella no estaba consciente de las consecuencias del accidente.
Alfonsina disfrutaba al ver cómo Carmina había perdido, “estás acabada y por donde quieras verlo, tu vida terminó. Como mujer ya no te van a quedar demasiados recursos”.
Fue en ese momento en que Carmina quiso revisar todo su cuerpo pero solamente terminó llevándose el susto de su vida… Sus piernas no estaban.
Carmina quedó horrorizada e impactada al ver que ya no estaba completa. Alfonsina tenía razón, ella estaba terminada.
Las esperanzas de venganza abandonaron a Carmina, la cual perdió todo motivo para vivir.
Elisa decidió visitar a Carmina para ver cómo se encontraba, después de todo era su tía y no podía dejar de preocuparse por ella.
“¿Sabes por qué te odié toda mi vida?” Carmina se encontraba muy débil pero tenía algo que decirle a Elisa.
“Te odio porque tienes amor”, Carmina actuaba de una forma muy extraña, como si estuviese despidiéndose de la vida, “representas todo lo que no pude tener. Te odio”.
En ese momento Carmina dejó caer unas tijeras que había utilizado para cortarse las venas, un acto desesperado de la villana.
Poco a poco se fue desangrando y la vida abandonó sus ojos, todos sus sueños y esperanza de venganza desaparecieron.
El final de la vida de Carmina llegó y se encontró sola como toda su vida, una muestra que el mal nunca ganará.
Abismo de Pasión llegó a su final al igual que la vida de Carmina, ¿merecía morir? ¿Fue justo el final de esta villana? ¡Te invitamos a comentar en nuestros foros!

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Así fue el final de Abismo de Pasión

Los mejores cuerpazos en la playa de los Premios TVyNovelas

¡Cuánto han cambiado a lo largo de los Premios TVyNovelas!

Repasa los berrinches de los Premios TVyNovelas

Disfruta más imágenes
a tu izquierda