Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Portada de Historia de Premios TVyNovelas
  • Historias Ganadores 1983-2003
  • María Rubio
  • Historias Ganadores 1983-2003
  • Historias Ganadores 1983-2003
  • Salma Hayek fue Teresa
  • Mariana Garza - Alcanzar una estrella
  • novelas juveniles
  • Itati y Angélica Aragón
  • Corazón Salvaje
  • Historias Ganadores 1983-2003
  • Historias Ganadores 1983-2003
  • Historias Ganadores 1983-2003
  • Historias Ganadores 1983-2003
  • La familia de Helena Rojo
  • Historias Ganadores 1983-2003
  • Historias Ganadores 1983-2003
  • Historias Ganadores 1983-2003
  • Historias Ganadores 1983-2003
  • Adela y Colunga en Amor real
  • Bárbara Mori es Rubí

Veinte años de telenovelas clásicas

¿Quién no recuerda esta versión de Corazón Salvaje? A partir de 1983 se instauraron los Premios TVyNovelas para reconocer a las mejores telenovelas del año. ¿Cuál ha sido tu favorita?
1983: El primer año ganaba "El Derecho de Nacer", producción que reafirmaba la posición de Verónica Castro como la reina de las telenovelas. 1984: Al año siguiente, volvía Don Ernesto Alonso a ganar el trofeo con "Bodas de Odio", una exquisita producción de época. 1985: El Sr. Telenovelas ganaba por tercera vez consecutiva con "La Traición", una fábula llena de crítica social y política.
Vivir un poco / Cuna de lobos 1986: Los 80's de Televisa se caracterizarían por la muerte de lo sentimental y el nacimiento de una telenovela más oscura donde reinaban las bajas pasiones. Nada mejor para representar esta nueva tendencia que "Vivir un Poco", una historia detectivesca de venganzas y retornos en la que un asesino se ocultaba en un grupo de ocho personajes. 1987: seguiría esa onda policial acercándola cada vez mas a las películas negras. En los TvyNovelas triunfaría su máxima expresión, "Cuna de Lobos", obra máxima de Carlos Olmos donde los crímenes se sucedían en una familia de la aristocracia mexicana que nada tenía que envidiarle a los Borgias.
Quinceañera 1988: La historia de Maricruz, la colegiala pobre, y su mejor amiga, la pobre niña rica Beatriz conmovería al mundo entero e incluso interesaría a los adultos en los problemas de los adolescentes. Adela Noriega y Thalía se convertirían en ídolos de una nueva generación de espectadoras que se verían reflejadas en sus personajes e imitarían su manera de vestir. Otros imitaron el vestuario y peinado punk del villano Memo, papel inolvidable de Sebastián Ligarde, quien pondría de moda expresiones como "Serena, Morena".
Amor en silencio 1989: "Amor en silencio" trajo fama y premio a Erika Buenfil quien interpretaba un doble papel en una trama que tenía lugar en dos etapas. En la primera, Erika era Marcela, una joven madre soltera que debía fingir que su hija era su hermanita. La fama de la novela estribó en la bizarra escena que separaba las dos etapas. En la boda de Marcela, su demente cuñada, a balazo limpio, abatía a los novios. Erika regresaba en la etapa final como Ana, la hija de Marcela. Su romance con un sordomudo, interpretado magistralmente por Omar Fierro, era novedoso e introducía en las telenovelas un elemento didáctico al mostrar la vida de los impedidos del habla.
Teresa / Mi segunda madre 1990: Antes de llegar a Hollywood, Salma Hayek triunfaba en los Premios TvyNovelas, con "Teresa", producción de Lucy Orozco. Después de Rubí, Teresa es la más famosa de las heroínas villanas. Cansada de la pobreza de su hogar, Teresa era una adolescente, ultra ambiciosa, que vivía soñando con la fortuna que su abuela le había quitado. Enamorar a un profesor y empujar a un excéntrico millonario al suicidio, fueron algunas de las proezas de Teresa. Compartiendo premios esa noche, estaba la producción de Juan Osorio "Mi Segunda Madre" que sería la consagración actoral de María Sorté quien interpretaba a una mujer que lo sacrificaba todo por su hijastra.
Alcanzar una estrella 1991: La telenovela juvenil tendría sus mutaciones y la variación más importante fue agregarle el elemento musical. Eso hizo Luis de Llano Macedo quien, en 1990, arrasaba con los TVyNovelas con su producción "Alcanzar una Estrella". La combinación de "angst" juvenil y música pop fue el fenómeno del año y daría para una segunda parte y hasta una película, pavimentando así el camino de la telenovela musical. Mariana Garza era una patita fea que alucinaba por un rockero interpretado por Eduardo Capetillo. Su mejor amiga le escribía una novela en donde Mariana alcanzaba la felicidad con su "estrella".
Cadenas de amargura 1992: Esta historia tenía, como la moda lo indicaba, una heroína jovencita, pero sus problemas eran adultos. Daniela Castro y Armando Araiza - novios, en esa época - daban vida a Cecilia y Gerardo, un par de enamorados que descubrían que el amor podía ser una cadena de amargura. Sobre todo cuando se interponía entre ellos la Tía Evangelina, interpretada fenomenalmente por Diana Bracho. A través de la novela, Cecilia era bombardeada por secretos que se convertían en verdades: su tía Natalia, era en realidad, su verdadera madre; su padre era un sacerdote, y su tía Evangelina la odiaba hasta el punto de querer arruinarle la vida.
De frente al sol 1993: "De Frente al Sol", escrita por Rene Muñoz, era un drama doméstico con el característico ángulo feminista de Carla Estrada. Inspirada en el filme "Imitation of Life", esta historia describía la relación entre dos madres solteras: la locutora Alicia y la sencilla indígena Chole. María Sorte y Angélica Aragón interpretaban a estas mujeres tan dispares que unían sus vidas para criar a sus hijas y formar una hermosa amistad. Arcelia Ramírez e Itati Cantoral eran las hijas de las protagonistas. Por esta novela sería galardonado como mejor actor juvenil un debutante jarocho llamado Eduardo Santamarina.
Corazón Salvaje 1994: Dos veces había sido llevada a la pantalla chica esta novela de Caridad Bravo Adams que describía el romance entre un cínico pirata y la santa monjita que lo redimía, pero la producción de José Rendón ha sido la más espectacular, la más costosa y la mejor actuada. En su corta vida, Eduardo Palomo, quien esa noche era coronado como el mejor actor, no volvería a tener un personaje de tanto impacto como Juan del Diablo. Edith González se vio bellísima como "Santa" Mónica y los hermosos parajes de Nayarit sirvieron de marco a esta historia de amor e intrigas en el México porfiriano. La música de Jorge Avendaño fue tan emotiva que ha sido utilizada en otras telenovelas.
Imperio de Cristal 1995: Para su segundo triunfo, Carlos Sotomayor retomó la fórmula que había hecho famosa a Cuna de Lobos. Los romances, e intrigas de los Lombardo recordaban a las series éxito de la televisión americana como Dallas y Dinastía, pero la verdadera influencia fue el Yo Claudio de Robert Graves.
Lazos de amor 1996: Hay artistas que han hecho leyenda como recipientes de varios trofeos TvyNovelas. Lucero es una de ellas. Innumerables han sido las veces que la Sra. Mijares ha sido laureada como cantante del año. Cuando aún era Lucerito recibió un TvyNovelas como mejor actriz cómica. Tiene el mérito de haber hecho pocas telenovelas, pero por cada una de ellas ha recibido un TvyNovelas. En el año 1996, tuvo el doble placer de ser nombrada la mejor actriz del año a la par que su telenovela Lazos de Amor era premiada como la mejor. Desde Cuando llega el Amor que Lucero y Carla Estrada han sido un dúo triunfador, pero Lazos de Amor contó con el atractivo de ver a Lucero en triple papel.
Cañaveral de Pasiones 1997: El matrimonio formado por Christian Bach y Humberto Zurita hizo una sola producción para Televisa, pero Cañaveral de Pasiones fue definitivamente la telenovela del año como lo demostró la noche de los Premios TvyNovelas 1997. Juan Soler se convertía en el galán de moda al recibir su primer TvyNovelas como mejor actor. Cañaveral, escrita por Caridad Bravo Adams era un intenso drama rural en donde malos entendidos destruían la vida de inocentes y donde se mostraba como en pueblos pequeños la reputación de una mujer podía causar su felicidad o su desdicha. El personaje de Juan Soler, causó tal impacto que un joven cantante se apropió de su nombre ficticio, Pablo Montero, para hacerlo famoso.
Esmeralda 1998: En los 90's, Televisa descubría las virtudes de los guiones de Delia Fiallo. A cargo de Salvador Mejía quedaba adaptar la novela más famosa de Doña Delia. Esmeralda era la historia de dos bebés cambiados en la cuna, de unos zarcillos delatores y de una ciega que volvía locos a los hombres. Leticia Calderón era la cieguita; Fernando Colunga era el médico que se casaba con ella para abandonarla embarazada creyendo que el niño era el producto de una violación. Esta telenovela dejaría muchos recuerdos en la psiquis de la audiencia. Desde el escalofriante Lucio, interpretado por Salvador Pineda, cuyo rostro deformado terminaba por deformar su alma, hasta la trágica Graciela, el mejor personaje, hasta la fecha,de Nora Salinas.
El privilegio de amar 1999: Delia Fiallo seguía siendo causa de triunfos en los TvyNovelas de 1999. Carla Estrada se hizo cargo de una nueva versión de Cristal, que tuvo a medio mundo preocupado de las andanzas de una huerfanita que se convertía en modelo. Adela Noriega comenzaba a ganarse un sitial entre los triunfadores en su papel de la luchadora Cristina. ¡Helena Rojo era su madre secreta y también su suegra! Andrés García demostraba que seguía siendo galán, e inmortales fueron sus fogosas escenas con Sabine Moussier. La misma Iglesia Católica mexicana felicitó a César Evora por su irreprochable interpretación de un sacerdote que descubre que tuvo una hija con su sirvienta.
Laberintos de Pasión 2000: El Sr. Telenovelas volvió a ser el dueño de la noche en el 2000 cuando Laberintos de Pasión fue considerada la mejor telenovela del año. Sería el último protagónico de Leticia Calderón antes de dedicarse a su familia. Laberintos de Pasión estaba basada en Estafa de Amor de Caridad Bravo Adams que ya había sido llevada al cine y dos veces a la televisión.
Abrázame muy fuerte 2001: Por meses el público estupefacto, a veces francamente escandalizado había seguido una novela fortísima, pero fascinante y había descubierto, que la suma de los nombres Salvador Mejía, Liliana Abud y César Evora era explosiva. Muy seriecito, aunque su camisa granate recordaba el infierno en donde terminó su personaje, César Evora recibía su premio como el mejor villano. Fernando Colunga era calificado como el mejor actor del año. Pablo Montero pudo morirse de hambre y de otras carencias en la telenovela, pero esa noche se presentó vivito y coleando a reclamar su premio como el mejor actor de reparto.
El Manantial 2002: Enfundada en un sofisticado strapless negro, Adela Noriega subía al escenario a recibir su merecidísimo premio por su interpretación de Alfonsina en "El Manantial", una historia que le costó a los espectadores cajas y cajas de pañuelos deshechables. Tanto sufrió Alfonsina que la telenovela debió llamarse El manantial de lágrimas. Daniela Romo, en elegante traje pantalón plateado, fue distinguida por haber dado vida a Margarita quien hizo sufrir mucho a su a hijo y a su nuera, pero al final también derramó sus lagrimones y se encargó de matar al villano Justo (Alejandro Tomassi). Carla Estrada fue la productora de esta telenovela calificada como la mejor del año.
La Otra 2003: Fue una noche de leyenda. Don Ernesto Alonso, distinguidísimo en su smoking, asistió para recibir el premio por La Otra la mejor telenovela del 2003. Era su primer trabajo con Liliana Abud. Hasta ahora llevan tres producciones, todas muy exitosas, pero La Otra es sin duda la mejor y más conmovedora. Yadhira Carrillo recibía su primer TvyNovelas como mejor actriz por su doble interpretación de Cordelia Portugal y de su clon, Carlota. Juan Soler volvía ser galardonado como mejor actor, ahora gracias a su interpretación de Álvaro enamorado de Carlota, pero casado con Cordelia. Legendaria por su elegancia, Jacqueline Andere venía de blanco con guantes negros a recibir su trofeo como la mejor villana del año.
Amor real 2004: Las telenovelas de época habían sido desterradas de Televisa. Sólo Carla Estrada pudo con el reto de revivirlas, con resultados asombrosos. Esta segunda versión de "Bodas de Odio" convertía a Adela Noriega y a Fernando Colunga en los Scarlett y Rhett de las telenovelas. TVyNovelas los premió como los mejores actores del año. Otra honrada con galardón fue la señora Ana Martín por su impresionante retrato de Rosario, madre del héroe. Esta sería la telenovela en que Mariana Levy aceptaría ponerse fea. Finita sería el último papel de la recordada actriz.
Rubí 2005: Fue una noche fogosa la de la XXIII entrega de los Premios TvyNovelas cuando todo el mundo artístico de México homenajeó a la producción Rubí de José Alberto Castro. Basada en la famosa historia de Yolanda Vargas Dulché, Rubí demostró no haber envejecido y seguir siendo pertinente en el siglo XXI. Sólo que ahora el público le tomó cariño a la ambiciosa universitaria que pisa a todo y a todos para alcanzar una fortuna que no le trae la felicidad. Rubí fue todo un éxito como lo fue su tema "La Descarada", que esa noche ganaba como Mejor Tema Musical y era interpretada por su autor, Reyli. Descarado también fue el escote del vestido rojo rubí que Bárbara Mori ,quien diera vida a la heroína, luciera para subir a recibir su merecido premio como la mejor actriz del 2005.

Fue en la década de los 80's en que se decidió  premiar los logros de las mejores telenovelas de cada año.  Aquí tienes un recuento hasta el 2003.

Publicidad | Vea su anuncio aquí