Publicidad

Enlaces Relacionados

  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Qué Bonito Amor cap 08
  • Próximo álbum

Adiós, Bonita

María lee en un diario que el hijo del cónsul Justo Martínez, Santos Martínez de la Garza, sigue prófugo.
María llega a ver a Jorge Alfredo y le reclama que le haya ocultado la verdad.
Él comienza a disculparse.
Pero ella le reclama que haya dejado que El Coloso lo trate así.
Estuvo cerca…
Santos le dice a María que se irá pronto, no quiere lastimarla de nuevo.
Ella le tiene una sorpresa.
La sorpresa deberá esperar, él le dice que lo mejor es que no vuelvan a verse.
Ella le pregunta si está seguro, si realmente eso es lo que quiere.
Sí, así deben ser las cosas.
Ojalá que te vaya bonito. ¿Por qué le dices eso, Bonita? ¿Cómo llegaron a este punto?
Justo entrega a su propio hijo a la policía.
Él jura que es inocente.
Todo es una pesadilla, ese hombre tiene un pasado que lo perseguirá siempre.
María piensa en lo que le ha dicho su madre sobre Jorge Alfredo, pero insiste en que es un buen hombre. Realmente se está enamorando.
El traje de charro del padre de María ha desaparecido.
María sólo sonríe en silencio.
Amalia le dice a su hija que sabe dónde está el traje, María piensa prestárselo a Jorge Alfredo.
Porque está perdidamente enamorada de él.
La misma Amalia busca a Jorge Alfredo.
Él la recibe en su casa.
Giuliano hará que exoneren a los detenidos y Santos sea el único culpable.
Sólo deberán convencer a Wendy, la hermana del desaparecido hombre de negocios.
María ha cantado durante años para mantener a su familia. No asistió a la universidad, hizo a un lado su juventud.
No merece una traición.
No, eso nunca sucederá, no mientras Santos esté cerca.
Pero Amalia le dice que sabe bien que ya la ha lastimado una vez.
Esas manos… esas manos, Santos, no son las de un mecánico. Ni esos modales, claramente él no es de la misma clase que ellas.
Bruno no quiere mentirle a su prometida, pero si no lo hace terminará en la cárcel mucho tiempo.
Giuliano le hace ver que es la única forma de hacer las cosas. ¡La única!
El Mil Amores les dice a sus compañeros que es injusto que gane sólo la mitad.
El Coloso les dice que le pagará eso, si le da la gana, podría darle menos.
Bruno le dice a Wendy que toda la culpa es de Santos, ha cumplido su palabra, y ha mentido…
Wendy, tu hermano es culpable.

Publicidad

Próximos álbumes

María siente el primer beso de Santos

La sombra de la muerte persigue a Esmeralda

¡Se salvó! Sofía casi descubre la infidelidad de Patricio

Las razones para amar a Ana Brenda, ¡pronto regresa a las telenovelas!

Disfruta más imágenes
a tu izquierda