Enlaces Relacionados

  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • La fatalidad destruyó un gran amor
  • Próximo álbum

La fatalidad destruyó un gran amor

Santos y María notaron algo raro en el camerino. Mira aquí todos los capítulos de Qué Bonito Amor.
De repente el lugar comenzó a incendiarse.
Al escuchar la explosión, Giuliano sabía que su plan había funcionado.
La desesperación se apoderó de todos, pues creían que Jorge Alfredo y María estaban en peligro o tal vez muertos.
Aunque la policía intentó detenerlos, María y santos lograron huir.
Rubén estaba muy molesto con Giuliano, pues atentó contra la vida de María y rompió su acuerdo.
María se despidió de Amalia y le informó que iría a acompañar a Santos, el amor de su vida.
Santos y María eran perseguidos por Giuliano y los hombres de Rubén.
Wendy tenía miedo de no volver a su hermano.
La policía también seguía a Santos y Bonita, así que arriesgaron su vida y saltaron al río para conseguir escapar.
La familia de María estaba muy triste.
Mientras que don Concho y Lourdes comenzaron a dudar de Elvira.
El comandante Derecho le notificó a Amalia que Santos y María saltaron al río y hasta el momento no había rastro de ellos.
Pero afortunadamente María y Jorge Alfredo lograron sobrevivir.
Rubén recibió la visita de Fernando y SUsanito, quienes lo amenazaron con matarlo si algo malo le pasaba a María.
Santos le propuso a María iniciar un mundo nuevo.
Los mariachis también le dieron su merecido a Giuliano.
Jorge Alfredo y María tenían que arreglárselas para poder comer
Justo y Amalia daban por muertos a Santos y María.
Pero Amalia no quería perder las esperanzas de volver a verlos vivos.
Elvira descubrió todo el dinero que Mirna había robado al bar.
Mientras el mundo a su alrededor se caía a pedazos, Santos y María disfrutaban de su amor.
Los amigos de María y Santos comenzaron a desesperarse.
Amalia, Justo y su familia pusieron un altar para María y santos, pues ya se habían resignado a la muerte de sus hijos.
Giuliano fue víctima de una trampa de Rubén y por poco muere.
El Coloso regresó, pero recibió malas noticias, pues se enteró que Gloria había muerto y que María también podría haber desaparecido para siempre.
Aunque tuvo el valor de ir a buscar a su hijo Rodrigo y le juró que jamás se separaría de él.
María fue picada por una víbora y su vida corría peligro.
Rubén ayudo a Santos a trasladar a María al hospital.
Pero las cosas empeoraron para Santos.
Mientras que El Mil Amores era detenido acusado de complicidad.
Llegó el momento de la verdad para Santos, quien por fin fue atrapado por la justicia, pero antes de irse se despidió de María con un beso.
Amalia se puso muy feliz al saber que María y Santos sí estaban vivos.
Santos se sentía terrible, pues por su culpa María y Fernando habían sufrido mucho.
María quería correr a los brazos de Jorge Alfredo para estar con él.
Bonita fue a la cárcel a ver a Santos, pero quedó deshecha al verlo preso.
Justo se enfrentó a El coloso, quien no paraba de insultar a Santos.
A Santos le informan que será extraditado a los Estado Unidos.
María pidió verlo por última vez.
Y le lleva serenata a la cárcel.
María se despide de Santos y le promete que lo esperará por siempre.
Próximos álbumes

Santos y María se enfrentan a la adversidad

Balones y tachones coloridos de Copa Univision Austin

¡El concurso de Súper Mamá continua!

Desde chicos a grandes, son los rostros de Copa Univision Austin

Disfruta más imágenes
a tu izquierda