Publicidad | Vea su anuncio aquí

Aquí llega Juan Querendón

Yo amo a Juan Querendón

Mayrín Villanueva, Florencia del Saracho, Eduardo Santamarina en Yo amo a Juan Querendón

- Televisa

Lalo Santamarina es Juan Querendón

FOTOS:  Todos quieren con el Querendón

Ver fotos
Lalo es un Don Juan, \'querendón\'

FOTOS:  Lalo es un Don Juan, 'querendón'

Ver fotos

El Rey del cachibombo

Juan Domínguez (Eduardo Santamarina)es un maestro del cachibombo, trovador, artífice de la mentira y un enamorado de la belleza femenina. Eduardo Santamarina da vida este pícaro en Yo Amo a Juan Querendón

El retorno del Naco-héroe

El Querendón es el heredero de Cantinflas y del Huicho Domínguez, es el naco-héroe por excelencia. Un Don Juan de Barrio, con hormonas alborotadas,  dotado de su propio código de valores populares y de una caballerosidad machista, pero que resulta atractiva.

Tras dejar su pueblo para probar suerte en la gran ciudad, Juan Domínguez termina en casa de los excéntricos Cachón, una familia de nuevos ricos que ya parecen los Beverly de Peralvillo. Juan aparece justo cuando Samuel Cachón (César Evora) se pega un tiro no sin antes encargarle sus hijas al Querendón. Juan se hará cargo de la prole del suicida, muy a su manera: enamorándose de dos de ellas. Pero como el Querendón no le hace asco a ninguna falda, también le suelta los canes a la Viuda de Cachón (Silvia Pasquel), un barco un poco antiguo,  pero todavía dotado de buena proa y buena popa.

Después de Santamarina,  que en esta novela da rienda suelta a su talento histriónico, el premio a la mejor actuación, se lo lleva Silvia Pasquel en su papel de Nydia, Vd. de Cachón. Como Juan, Nydia es una sobreviviente nata, vulgar, alegre y sensualota, pero dotada de un útil pragmatismo y de una sabiduría instintiva. El práctico sentido común de Nydia contrasta con el romanticismo idealista de Ana Dávila (María Marcela), la mujer que le robó el amor de su marido.

Debido a unos problemas de herencia, las Cachón quedan en la miseria tras el suicidio de Samuel. Fiel a su promesa al difunto, Juan sale a buscar fortuna para poner comida en la mesa de sus protegidas. Entretanto, Nydia complota con el inescrupuloso Licenciado Alirio Perafán (Roberto D’Amico) para recuperar una fortuna que Samuel legara a las Dávila, las habitantes de su “casa chica”. Juan consigue empleo como chofer en las empresas de  César Luís Farrell (Alexis Ayala). Juan  les inventa a las Cachón que poco menos se ha vuelto un exitoso empresario, pero en lo único que tiene éxito es en provocar pasiones. Una de sus víctimas es uno de sus jefes Pastor Gaitán, a quien el Querendón explotará ingenuamente sin entender realmente que quiere Pastor de él.

Chistes de oficina
El conflicto comienza cuando Juan se le declara a su “rosita jardinera”, Mareli Cachón (Florencia del Saracho). Mareli, la única con escrúpulos en su familia, rechaza a Juan por mentiroso. Herido en su amor propio, el chofer pone sus ojos en otra mujer. Una que lo tiene deslumbrado, su jefa inmediata, la Licenciada Paula Dávila (Mayrin Villanueva), pero ella ama a Cesar Luís,  quien está atado a una esposa embarazada y co-dueña de la empresa. La situación se pondrá candente cuando Mareli acepte que ama a Juan y cuando Pastor exija que el Querendón responda a rodas sus dadivas y favores. ¿Cómo saldrá de este apuro Juan Domínguez? Pues sólo con la ayuda de su “Papa Diosito”.

Siguiendo la onda de La Fea Más Bella, Yo Amo A Juan Querendón estriba su fortaleza en el uso del humor, a veces bastante oscuro, para crear una historia colmada de temas serios, como el abuso de parejas que es practicado por gente de todos los sexos, la ambición y todos los conflictos que se originan en los micro universos de las oficinas.

Yo Amo A Juan Querendón, es una historia real y humana, sin villanos exagerados ni peligros sangrientos. A pesar de que Nydia, Cesar Luís y hasta el Querendón mientan, estafen y hagan cositas malas, no son realmente perversos y compensan sus travesuras con otras virtudes incluyendo el ingenio que se manifiesta hasta en el lenguaje. Sean las “¡Chinches Bravas!” de El Querendón; los “PapiRicos” de Doña Nydia” o alguna frase ampulosa del Licenciado Perafán, pero de seguro que esta telenovela añadirá una o mas expresiones al vocabulario de los televidentes.

 Yo Amo A Juan Querendón está basada en el éxito colombiano Pedro el Escamoso y, aparte de su humor y su trama hiperactiva, trae la originalidad de ser una novela que gira en torno a un personaje masculino.


Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí