Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Veronica Castro en Los Ricos Tambien Lloran
  • Verónica Castro
  • madres de novela
  • Lucía Méndez y Julissa en Colorina
  • Lucía Méndez y Andrés García
  • Ana Martin en Gabriel y Gabriela
  • Victoria Ruffo
  • Victoria Ruffo en La Fiera
  • Victoria Ruffo
  • actrices infantiles
  • Rebecca Jones y AlejandroCamacho
  • Catalina Creel y sus hijos
  • Rosa Salvaje
  • Rosa Salvaje
  • Rosa Salvaje
  • Rosa Salvaje
  • Thalía en Quinceañera
  • Thalía en Quinceañera
  • Quinceañeras
  • Paulina Rubio transformacion
  • Salma Hayek en Nuevo Amanecer
  • Salma Hayek fue Teresa
  • Mariana Levy
  • Quinceañeras
  • Thalía en Quinceañera
  • Lucero como Isabel
  • Próximo álbum

Looks de los 80: modas de telenovela

Ahora nos parecen raros, extravagantes, hasta feos. Pero en su día fue la moda y las telenovelas fueron pasarelas donde se impusieron estilos, peinados, looks. Súbete a la máquina del tiempo y recuerda el look de la década ochentera en las telenovelas.
A comienzos de los 80, imperaba la moda de fines de la década anterior. Todavía no regresaba la minifalda y se usaban vestidos muy femeninos estilo 50. El cabello se debía llevar ondulado. Para las que tenían "chinos" naturales como Verónica Castro no era problema. Pero las de cabellos lacios se sometían a todo tipo de suplicios: permanentes, rizadores eléctricos y hasta dormir con la cabeza llena de tubos como doña Florinda para conseguir las ondas deseadas.
En 1980 todavía el público estaba pegado a la pantalla viendo el final de “Los Ricos también lloran”. En esa última etapa, Verónica Castro para verse de acuerdo a la imagen de madre de Guillermo Capetillo, se hizo un peinado “retro” muy extravagante que más de alguna intentó reproducir en su cabeza.
Ese año, el gran impacto de la moda telenovelera fue “Colorina”. Ahí Lucía Méndez y Julissa impusieron el “look cabaretera”. Pantalones ceñidos en satén brillante, tops con lentejuelas, maquillaje dramático y unos “afros” tan rizados que no cabía ahí un peine. También se puso de moda el color rojo de cabello.
Cinco años más tarde, Lucía sigue luciendo el cabello largo, ondulado y cortado en capas para su interpretación de Raquel Lombardo en “Tú o Nadie”
Aunque la moda de los 80 en peinados era de cabelleras largas y onduladas o melenitas, Ana Martín impuso brevemente este look de cabello cortísimo que ella utilizó para su etapa “masculina” en Gabriel y Gabriela.
Aunque Verónica Castro y Lucia Méndez serian las reinas de las telenovelas de los 80, les estaban apareciendo en el camino jovencitas prometedoras que imponían modas juveniles. Unas de ellas era Victoria Ruffo, que en 1984 protagonizaba “La Fiera” donde ponía de moda estilos muy femeninos, muy “jeunne fille” eduardiana con olanes, encajes y cuellos altos ejemplarizado por su vestido de novia.
Las melenas crespas eran una moda “unisex” a juzgar por la frondosidad capilar que exhibe Vicky y sus compañeros de reparto en “La Fiera”
A fines de esa década, Victoria ahora ya convertida en estrella pondría de moda las trenzas con su caracterización de María López en “Simplemente María”. Noten si el gran flequillo, característica inequívoca de los peinados ochenteros.
Sin embargo, las trenzas ya estaban de modas entre las niñas, gracias a una recién llegada estrella infantil que en 1982 hiciera gala de largas trenzas en “Chispita”
Una que impondría modas tanto en su vestuario como en su peinado sería Rebecca Jones en “Cuna de Lobos”. Sin ser la protagonista, Rebecca y su personaje de Vilma Larios impusieron hasta modas maternales. Y muchas copiaban su peinado severo de una sola trenza o apretado “chignon” que realzaba los pómulos altos de la actriz. Noten su chaqueta con gigantescas hombreras y talle ajustado
Aunque no lo crean muchas imitaron ese complicado peinado de geisha de Catalina Creel que además de envenenadora era un icono de elegancia que sabia combinar sus parches con su vestuario. El satén y otras telas brillantes, que antes se usaban solo para vestidos de noche, en los 80’s estaban de moda para trajes diarios.
Aunque La Vero se pasaría casi la mitad de Rosa Salvaje en jeans, también impone modas como esos suéteres y camisas holgadas muy en boga a fines de la década
Aunque los 8’s se caracterizan por sus modas exageradas y ultra sexis que tendrían como icono a Madonna, existe otra corriente contraria, ultra femenina con lacitos y tonos pasteles, impuestas por el arbitro de elegancia del otro lado del océano, La Princesa Diana de Gales. Aquí, Rosa Salvaje luce un vestido en ese estilo con el gran cuello de payaso característico.
El cabello de entonces se usaba batido con exagerados flequillos. Aquí luce uno Felicia Mercado en “Rosa Salvaje” y lo acompaña con joyería rebuscada y un poco chabacana. Todo era excesivo en esa época, los accesorios debían ser grandes y extravagantes.
Laura Zapata luce el cabello corto pero lo acompaña un frondoso flequillo que le cubre casi la mitad del rostro. Traje camisero en seda estampada y las obligatorias hombreras signo del poder femenino.
Las telenovelas de los 80’s han encontrado un nuevo publico, los adolescentes. Quinceañera inicia el género juvenil e impone modas, a pesar de que las protagonistas casi se la pasan de uniforme escolar. Pero las chicas copian el look “Maricruz” cabello largo, flequillo, y grandes listones Otras prefieren el look “Beatriz”. Cabello en corte paje que se usa también con flequillos, pero en dos coletas. Noten la falda ajustada y recta de Thalía y las hombreras en su blusa
Chicas de toda América Latina copiaron estos vestidos para sus fiestas de quince años y los peinaos con cascadas de rulos.
Otro peinado que impusieron las protagonistas de Quinceañera fueron las “pony-tail” asimétricas, al costado del rostro.
Un peinado asimétrico muy de moda, que consiste en cepillar el cabello a un solo costado de la cabeza y que luce una Paulina rubio adolescente que debuta en las telenovelas en 1988, en “Pasión y poder”. Una blusa multicolor, y exageradamente grandes aretes.
En 1988 debuta en las telenovelas Salma Hayek quien luce aquí una camisa de estilo masculino a rayas y estampada, combinación muy de moda, los infaltables aretes largos y una melenita rizada corta, con raya al costado en vez de al medio, el ultimo grito de la moda ese año.
Un año más tarde en Teresa luce el cabello más largo.
Otro ejemplo de peinado de fines de década esta melena carta o el flequillo sujeto con una banda que luce Mariana Levy en “Lo Blanco y Lo Negro”, noten las hombreras de su jersey bicolor y los accesorios grandes y excesivos.
Las adolescentes en 1989 tenían muchos muelos que imitar. Adela Noriega protagoniza su tercera telenovela “Dulce Desafío” su cabello es largo y sumiso impone minifaldas pantalones “tubito” y las blusitas ombligueras cortitas.
En cambio Thalía en “Luz y Sombra” luce una larga cascada de bucles, la raya al costado ya no usa flequillo, pero si muchos rayitos para darle luminosidad al cabello.
Nailea Norvind en “Cuando llega el amor” lució unas modas elegantísimas y un “look” muy glamoroso, el cabello de un color rubio platinado a lo Jean Harlow y lápiz labial muy rojo. Pero fue Lucero quien impondría ese peinado con raya al costado y cabello larguísimo semi liso.

Te acuerdas de los looks de La Vero, de Lucía y el de las chicas de Quinceañera? Recorre las modas que impusieron las telenovelas.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Frases célebres de telenovela

¿Quién es el malo más buenote de las telenovelas?

Las actrices embarazadas más guapas del espectáculo

La vida de Ezequiel está en manos de "El Alacrán"

Disfruta más imágenes
a tu izquierda