Enlaces Relacionados

  • Cachito de Cielo
  • Cachito de cielo 4
  • cachito de cielo
  • Cachito de Cielo
  • Cachito de Cielo
  • Corazón indomable
  • Maricruz Uvideos
  • Corazón Indomable
  • Maricruz y Octavio reavivaron la pasión.
  • Anahí y Sergio Goyri en Dos Hogares
  • Anahí y Sergio Goyri
  • Anahí y Sergio Goyri en Dos Hogares
  • amores verdaderos nikki besa guzman
  • Nikki y Guzmán
  • Nikki y Guzmán se besan
  • Nikki y Guzmán beso
  • Marina y Damián
  • UVIDEOS LA TEMPESTAD ES
  • El amor entre Marina y Damián es más fuerte
  • Fotos nuevas de Maite Perroni
  • Arturo Peniche
  • Fernando Colunga
  • El hastío mata matrimonios
  • Verónica Castro y Capetillo
  • Edith y Guy en Salomé
  • foto de Mar de amor
  • Destilando amor
  • Fuego en la sangre
  • Hasta que el dinero nos separe
  • Anahí y Poncho Herrera en Rebelde
  • Betty La Fea
  • La fea más bella
  • La fea más bella
  • Gabriel Soto en Amigas y Rivales
  • Diez razones para ver Llena de amor
  • María Fernanda de Lazos de amor
  • Colunga y Leticia  en Esmeralda
  • Mirada de mujer
  • Ari Telch
  • Boyer y Rulli protagonizan
  • Grandes parejas de RCTV
  • Jorge Aravena en Querida enemiga
  • Juan Soler
  • La hija del mariachi
  • Edith y Palomo
  • Lisette Morelos en Carita de ángel
  • La fea más bella
  • Mariana Levy y Diego Bertie
  • El antes y después de Maite Perroni
  • Camil y Bracamontes
  • Angelique y Sebastián
  • María Isabel
  • Ramona
  • Kate del Castillo en Ramona
  • Ramona
  • Próximo álbum

Las parejas más disparejas en las telenovelas

Estas parejas son como agua y aceite porque de plano, ¡no tienen nada que ver! ¿Cuál te gusta más?
Comencemos con Maite Perroni y Pedro Fernández de "Cachito de Cielo".
Basta con verlos para saber que no son ni tantito compatibles.
"Renata" es más joven y es periodista.
"Salvador" es un sacerdote, ¡qué pareja más rara! ¿No crees?
Pero ellos no son los únicos, ¿qué me dices de Ana Brenda y Daniel Arenas en "Corazón Indomable"?
A "Maricruz" no se le daba muy bien eso de peinarse y vestirse bien.
Pero eso no fue impedimento para que pudiera casarse con un hombre de familia acomodada como "Octavio".
Como era de esperarse esta pareja tuvo momentos en donde sus diferencias los sacaban de sus casillas.
Pero los besos de la "salvaje" dejaron perdido de amor a este galán.
¿Te gusta esta pareja dispareja?
Anahí y Sergio Goyri formaron otra de las uniones más raras de las telenovelas.
"Ricardo" le llevaba muchos años a "Angélica" y también tenía mucho más dinero que ella.
Esto nunca les importó pues se veían felices juntos.
Y hasta llegaron al altar, ¿te gustaba la pareja?
O sea, Nikki y Guzmán, ¡cero que ver!
Eiza González y Sebastián Rulli eran pareja en "Amores Verdaderos".
Pero "Nikki" y "Guzmán" eran totalmente distintos.
"Nikki" no se cansaba de insultar a su guardaespaldas desde que lo conoció.
Pero bien dicen que del odio al amor hay sólo un paso y estos dos terminaron dándose tremendos besos. ¡Qué pareja!
William Levy y Ximena Navarrete sí que provocaron "La Tempestad".
"Marina" y "Damián" desde que se vieron se cayeron bastante mal.
Él la aventó al agua cuando la conoció.
Sus modales no son muy parecidos pero tal vez por eso la pasión entre ellos es explosiva.
¿O sea quién cree que un junior millonario y mujeriego se fije en una huerfanita rica sólo en ilusiones? En “Triunfo del Amor" vimos a "Max" (William Levy) enamorarse de la desamparada "María" (Maite Perroni).
Las parejas más disparejas nacen de los prejuicios de clase todavía imperantes en América Latina. En las telenovelas el gran nivelador de clases es el amor. Por eso una zaparrastrosa vendedora de boletos de lotería como María Mercedes se casó, no con uno, sino con dos millonarios. ¿Creen que eso pase en la vida real?
¿De cuándo para acá los “niños bien” se casan con pepenadoras? Pues sólo en telenovelas como “María la del Barrio”.
Solo las ganas de fastidiar a su familia hicieron que "Sergio" (Eduardo Capetillo), un astro del fútbol, se casara con la despeinada costeñita "Marimar" (Thalía). A él mismo le daba un poco de vergüenza esta esposa desarrapada.
No solo Thalía se especializó en convencernos de que esos amores de salvajitas, sin dinero ni educación, que terminan casadas con el niño de la casa eran posibles. Verónica Castro retrató a un par en “Los Ricos También Lloran “y en “Rosa Salvaje”.
En este caso el problema iba más allá de las diferencias de clases. ¿Puede un millonario casado enamorarse de una cabaretera, medio alcohólica? Pues ciertamente hacían una pareja bastante peculiar "La Güera Salomé" (Edith González) y "Julio Montesinos" (Guy Ecker).
El cuento de la mugrosita y del joven millonario sigue existiendo con variedades aún hoy en día y crea interesantes variantes en el cuento de "La Cenicienta" como el amor entre un millonario capitán de barco, escritor y biólogo marino por una humilde pescadora que lo llevó a explorar un “Mar de Amor”.
O el joven estudiante de Cambridge cuya impotencia es curada por una virginal jimadora de su finca de agave en “Destilando amor”.
"Cenicienta" también tiene un equivalente masculino. ¿Quién creería que una mujer de clase alta, pero traumatizada por un ultraje podría enamorarse de un charro basto y más encima panadero? Pues así sucedió en “Fuego en la sangre”, historia que fue protagonizada por Adela Noriega y Eduardo Yáñez.
Con la pareja de “Hasta Que El Dinero Nos Separe” ya no hablamos de polos opuestos sino de galaxias. "Alejandra Álvarez del Castillo" (Itatí Cantoral), moderna ejecutiva, con un apellido ilustre y acostumbrada a lo más refinado jamás creyó poder amar a “Medina” (Pedro Fernández), un desobligado y sin oficio que colisionó en su vida al estrellarse con su auto y enviarla a ella por un barranco.
¡Qué bien besas "Charrito Montaperros"! Por más que lo despreció, "Mía Colucci" (Anahí) terminó en los brazos de "Miguel" (Poncho Herrera), el estudiante becado de la "Elite Way School". Aunque eran agua y aceite, su amor superó las inconsistencias de Mía y la sed de venganza de "Miguel", además de las barreras sociales. Esa fue una pareja “Rebelde”.
Tal vez sea posible en el mundo real que una mujer se enamore de un hombre de clase inferior, pero en las telenovelas a los feos les cuesta más ser elegidos. Vivimos en la era de lo visual, de lo bello, de lo perfecto. Por eso la fantasía de "Fernando Gaitán" llegó al nivel de la de J.K. Rowlings cuando creó el fenómeno de “Betty La Fea”. ¿Cómo podía un mujeriego y conocedor de la belleza femenina como el "Dr. Armando Mendoza" enamorarse de su fea asistente hasta el punto de deja de desear a otras mujeres?
La grandeza del cuento de "La Fea" consiste en demostrar no sólo que la gente "diferente” tiene derecho a tener sueños románticos, también demuestra que muchas veces la admiración por otra persona, la dependencia emocional, sin descontar el proyecto en común, pueden ser vías conducentes para el amor.
"Betty La Fea" ha causado un impacto universal y por supuesto tuvo una exitosísima versión mexicana. Ahí los adaptadores llegaron más lejos emparejando al inigualable "Tomás", tan feo como pobre, con la interesada, frívola, pero fabulosa "Alicia Ferreira". Esa sí que fue pareja dispareja.
Aun más conmovedor fue el caso de "Ulises, El Feo" (Gabriel Soto) de “Amigas y Rivales”. No solo feo sino repulsivo, era despreciado por la altiva "Aída", pero cuando esta bella chica contrajo SIDA se convirtió ella en objeto de repulsión y rechazo para todos…menos para "El Feo".
El cuento de príncipes y sapos alcanzó su punto máximo en esta pareja en donde la disparidad la dictaba la báscula. En "Llena de Amor", Valentino Lanus se enamoraba de su prima que pesaba más que él.
Si hay héroes dispuestos a ser ciegos ante la fealdad ajena, más dispuestos estarán a amar a una guapa aunque sea ciega. Únicamente en las telenovelas la ceguera es parte de la belleza de una mujer. En "Lazos de Amor", Lucero daba vida a una ciega de buena posición lo que le permitía aprender Braille y tener acceso a muchos adelantos y entrenamientos que la hacían menos minusválida y digna del amor de Juan Manuel Bernal.
Pero "Esmeralda" ciertamente no era la pareja para un médico millonario. Ciega, inculta y viviendo en una choza, pero Delia Fiallo con esa pareja dispareja consiguió crear todo un clásico de telenovela.
En "Mirada de Mujer" vimos a una pareja romántica muy dispareja de edades.
Angélica Aragón interpretó a "María Inés", una mujer madura que encontraba el amor en "Alejandro" (Ari Telch) un hombre muchos años más joven que ella.
Belleza es lo único que le sobraba a "Teresa" (Angelique Boyer) cuando lanzó sus redes para cazar a un hombre rico, pero a "Arturo de la Barrera" (Sebastián Rulli), noble y escrupuloso, más que las diferencias sociales le preocupaba la diferencia de edades y el hecho de que la "Señorita Chávez" fuese su alumna. La relación maestro-alumna puede crear romances en la vida real, pero son amores mal vistos y prohibidos.
Hubo una época en que el romance entre maestro y alumna generaba éxitos no furia. Recordemos clásicos como "El Adorable Profesor Aldao" y "Abigail" que consagró como pareja a Catherine Fullop y a Fernando Carrillo.
Sin embargo, fue el público el que exigió que Ana Layevska se quedara con su maestro y primer amante, el chef Ernesto en "Querida Enemiga".
Al menos "Ana" era mayor de edad. En “Locura de Amor”, Adriana Nieto era una colegiala adolescente y enamorada de su maestro de psicología.
¿Qué es la ley de los hombres comparada con el sexto sentido femenino? Rosario vió, se enamoró y protegió a Emiliano desde el momento en que lo conoció y saberlo fugitivo de la justicia no le impidió seguir amándolo y protegiéndolo, es que su corazón le decía que era inocente. "La Hija del Mariachi" tuvo una pareja tan disímil que hasta la ley los separaba.
Santa Mónica era una monjita recatada, fina, que no sabía lo que era un burdel, y a pesar de estar en la ruina, era hija de una condesa. Juan del Diablo era un bastardo, medio criminal, mujeriego, impío y mal hablado. Sin embargo, sin esta pareja dispareja nunca hubiera existido la mejor telenovela de México: “Corazón Salvaje”.
El viudo Mariano sabía que debía casarse nuevamente para darle una madre a su hijita, pero entre sus candidatas no se encontraba una maestra con “Carita de ángel” y cofia de novicia. Cupido a veces no sabe dónde lanza las flechas.
Esta pareja sí que fue imposible. Mucho amor sentiría Aldo por "La Fea más bella", pero los ángeles no se casan. Solo en los sueños de Lety tuvo lugar su boda.
Muy lejos de los ángeles estuvo esta pareja dispareja. ¿Puede una abogado de la alta sociedad perdonar al criminal que la violó en una playa solitaria? Hasta el día de hoy, “Leonela” y su romance causan polémica. Y muchos televidentes creen que esta fue la pareja más inconcebible de las telenovelas.
Ciertamente, "Leonela" no tendrá una nueva versión. Los héroes violadores quedaron en el pasado. Ya lo vimos en el refrito de “Una muchacha llamada Milagros” donde se evitó este tópico. “Cuidado con el ángel” quedó con una trama un poco coja, pero políticamente correcta. Sin embargo, versiones anteriores intentaron hacernos creer que una joven podía enamorarse y perdonar a su violador.
Hablando de incompatibilidad de caracteres, "Candy" (Jacqueline Bracamontes), de “Las Tontas No Van al Cielo”, era una feminista mayúscula, dispuesta a defender los derechos de las mujeres en contra de manipulaciones de mujeriegos y cirujanos plásticos. Además odiaba a los infieles. Y terminó con un cirujano plástico, mujeriego y comprometido.
En un escenario más realista, la pobrecita Jimena, de “Corazón Salvaje”, era muy despreciada por pobre, gitana y por andar "enseñando carne". Sin embargo, aún antes de saberse blanca y fina, Jimena ya había conseguido novio rubio.
Las telenovelas también nos muestran all patrón que se casa con la sirvienta, pero en “María Isabel” el amor entre la joven indígena y su amo desafió barreras sociales y raciales.
Un conmovedor retrato de la tragedia de los Nativos Americanos en el Lejano Oeste apareció en “Ramona”.
Aunque en la novela "Ramona" (Kate del Castillo) se sabe mestiza, los libretistas añadieron dramatismo ocultándole sus orígenes hasta después de su matrimonio con el indio "Alejandro" (Eduardo Palomo) y así haciendo más dispareja e ilegal su unión.
Esta sí fue la pareja más dispareja de las telenovelas, y no solo por ser "Felipe" (René Stricker) rubio y "Ramona" mestiza. "Doña Ramona" les hizo creer que los había parido a ambos y se creyeron siempre hermanos. Al volver "Ramona" del convento, "Felipe" enloqueció por ella. Solo su diario fue testigo de su atormentado amor incestuoso. Por suerte, y tras la muerte de "Alejandro", se supo la verdad y pudieron casarse.
Próximos álbumes

Las protagonistas de telenovela que deberían regresar, ¿dónde están?

Daniela Romo celebra su cumpleaños como toda una diva de las telenovelas

Fernando Colunga es un galán consentido, ¡disfrútalo en 'La Usurpadora'!

Los galanes de telenovela que extrañamos, ¿dónde andan?

Disfruta más imágenes
a tu izquierda