Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • La Pola
  • La Pola
  • La Pola
  • La Pola
  • La pola escenas
  • Antonio Nariño La Pola
  • La Pola
  • La Pola
  • La Pola
  • La Pola
  • La pola escenas
  • La Pola
  • Próximo álbum

Top 10 razones para recordar a La Pola

Este jueves se terminan las vivencias de una de las heroínas más amadas y fascinantes de las telenovelas. “La Pola” llega a su fin, pero no nos será fácil olvidar esta telenovela por 10 importantes razones.
10. Carolina Ramírez. Ya la amábamos como “Rosario de “La Hija del mariachi”, pero nos demostró lo buena actriz que es en este papel tan diferente.
La Pola fue un personaje divino, que supo combinar el romanticismo, con el sentido del humor y con una valentía y arrojo muy poco común en las heroínas de telenovela
9. Emmanuel Esparza. No será fácil olvidarse de su interpretación de Alejo Sabarain, un criollo que ve su mundo e ideas cambiar gracias al amor.
El romance de La Pola y su Alejo sin dejar de ser pasional, es más profundo que en la mayoría de las telenovelas y se apoya no solo en atracción física y abstractos románticos, sino en un proyecto e ideologías compartidas
8. La lección de historia. Aprendimos a ver la epopeya de la independencia tanto de Colombia como de América Latina en términos humanos, y como afectó a la sociedad y a sus habitantes
Tal vez Antonio Nariño no descubrió la vacuna de la viruela, pero fue agradable verlo descender de la galería de próceres y ver su entorno familiar e incluso conocer algunos escándalos de su intimidad.
7. Modas. La Pola fue una revista de modas para mostrarnos como se vestían las damas de la Nueva Granada en el periodo de a Independencia.
No sólo la moda sino también el hermoso mobiliario y la decoración de la época.
6. La otra cara de Doña Bella. Zharick Leon estuvo impactante como Caterina, la hermana ambiciosa y arribista de La Pola a la que el destino le impone una prueba terrible.
5. Enterarnos de cómo sufrían los esclavos. La Pola nos enseñó a conocer las políticas racistas del mundo colonial que marginaban a los mestizos y esclavizaban a los africanos.
4. Sorprendernos con Julián Arango. Lo conocíamos por protagonistas light como El inútil o personajes cómicos y tóxicos como Hugo Lombardi de “Betty La Fea”. En su retrato de un hombre marcado por su mestizaje y por haberse rebelado en contra de la Corona, Arango demostró su capacidad para el drama.
3. Recorrer este mundo recreado de la sociedad colonial. La Pola nos enseñó más que un maestro de historia como se vivía en los albores de la Independencia. Las vivencias de una familia de lo que hoy podríamos llamar clase media como eran los Salavatierra.
Pero también nos mostró las ataduras de pertenecer a la case criolla, los deberes que esclavizaban a los hijos a quienes los padres hasta les escogían las esposas.
2. El perverso Samano. La Pola nos hizo conocer la opresión española al final de la Era Colonial y la dureza con la que castigaban cualquier rebeldía patriótica.
Pero Manuel Navarro exageró los matices de ruindad en su interpretación del repelente Juan Samano al que se le pasó la mano acosando sexualmente a La Pola. Demente, enojón, hipócrita y racista, Samano fue un odioso.
1. La pareja juvenil. Nunca olvidaremos a Pablo Espinosa y principalmente a la deliciosa Ana María Estupiñán, quien nos deslumbrara como la joven Apolonia.

“La Pola” llega a su fin, pero no nos será fácil olvidar esta telenovela por 10 importantes razones.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Top 10 atributos para ser una anti-heroína

No llore doña Yolanda, ¡eso le pasa por malvada!

Estas actrices abandonaron las telenovelas

¡Tramposos, Enrique e Isabela son amantes!

Disfruta más imágenes
a tu izquierda