Publicidad | Vea su anuncio aquí

Enlaces Relacionados

  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • un refugio para el amor final
  • Próximo álbum

Luciana y Rodrigo tuvieron un final feliz

La historia de Luciana está llena de sufrimientos pero nada se compara a lo que vivió separada de su hijo. Por suerte ella cuenta con la ayuda de un ángel.
El destino le presentó a Patricio, su ángel que terminó llevándola hasta su hijo y que gracias a él conoció al amor de su vida, Rodrigo.
Sin embargo ahora es Patricio quien necesita el apoyo de todos para someterse a una peligrosa operación de cadera que si bien resulta le devolverá la habilidad para caminar.
Rodrigo y Luciana se encuentran muy cerca pero la tensión del momento no les ha permitido platicar con calma el estado de su relación.
Patricio sabe que no será una operación sencilla por lo que decide hablar con todos los miembros de su familia, incluyendo a su mamá que ha infringido mucho sufrimiento en él y sus hermanos.
Los Torreslanda podrán ser una familia con muchos problemas pero el cariño que se tienen es incomparable, las tragedias sólo los han unido.
Maximino y Rodrigo se encontraban muy orgullosos de ver la valentía que presentaba Patricio para afrontar la cirugía.
Mientras que Patricio se preparaba para afrontar el momento más importante de su vida, Juli y Gala estaban en el hospital sufriendo tras la caída en el aeropuerto.
A pesar de que Juli era la que se encontraba en cama adolorida, Gala también estaba sufriendo una serie de dolores de cabeza.
El mal paga Juli, esa será una lección que ella y su hija aprenderán de la peor manera.
Patricio solo tenía un meta en su cabeza, conquistar aquella montaña en la que sufrió aquel trágico accidente que lo dejó en silla de ruedas, y parece que lo ha conseguido.
Pero nada es lo que aparenta, Patricio no sobrevivió a la operación y su espíritu abandonó este mundo.
El doctor se acerco a la familia para dar la peor noticia que podrían escuchar: “No sobrevivió a la operación”.
La noticia cayó como un trueno sobre todos los presentes en la sala, la familia lloraba la pérdida de uno de sus miembros más queridos.
Maximino se encontraba destruido, el veía en Patricio un ser lleno de fuerza y un ejemplo para ser una mejor persona.
Roselena también se enteró de la pérdida de su hijo, el único que pudo perdonarla al final.
La pérdida de Patricio era un fuerte golpe para Luciana que había creído que ya nada malo podía pasar después de haber encontrado a su hijo.
Este momento acercó a Luciana hacía Rodrigo, que juntos decidieron darle una nueva oportunidad al amor.
La salud mental de Roselena ha llegado a un punto donde nunca podrá recuperarse, no después de este duro golpe.
Juli perdió algo más que su dignidad, el accidente en el aeropuerto ocasionó que perdiera una pierna por completo.
Los dolores de Gala continuaban y empeoraban, el doctor le recomendó que rápido pidiese una segunda opinión pues no parecía ser un dolor de cabeza común.
Patricio sabía que la operación podía cobrar su vida, por ella dejó una carta dirigida a Luciana.
En la carta Patricio declaraba sus verdaderos sentimientos hacía Luciana y cómo se enamoró de ella desde su primer encuentro en la carretera.
Para conmemorar la memoria de Patricio, Luciana y Rodrigo escalaron la montaña para dedicar este momento a su vida.
Este sería el ultimo adiós a Patricio, un homenaje en donde permanecería en el lugar que más había deseado estar.
Las malas noticias continuaban, y ahora era Gala la que debía prepararse para escuchar lo peor de su vida.
El doctor encontró que Gala estaba enferma de cáncer y la enfermedad ya había invadido gran parte de su cerebro, por lo que tendría que someterse a tratamientos muy dolorosos.
Dos años fueron bastantes para que Gala terminara en una forma deplorable, los tratamientos no habían funcionado, su cuerpo estaba sufriendo.
Juli aún se mantenía a su lado, y como toda buena madre deseaba poner final al sufrimiento de su hija, y eso era lo que iba a hacer.
El sufrimiento de Gala estaba por terminar con esa bebida que Juli llevó, pero no para bien, Gala decía adiós a la vida.
Gala pagaba todas sus fechorías, separar a Luciana de Rodrigo, robar a su bebé y más, una villana hasta el final.
La hora de celebrar había llegado para Luciana y Rodrigo, que una vez más formarían familia y ahora no había nadie que los detuviera.
Y la familia continuaba creciendo, Paz llevaba al pequeño Patricio, el segundo hijo de Luciana, “igualito a su tío de lindo”, decían refiriéndose al difunto Patricio.
Claudio no podía estar más que orgulloso de ver a su hija tan feliz, la niña que tanto extrañó por años.
Estos dos años parecen haber sido muy buenos para Roselena que se nota muy recuperada mientras recuerda aquel momento en que Rodrigo y Patricio partían hacia escalar la montaña.
Pero nada es lo que aparenta con Roselena, eso tan solo era una ilusión de su cabeza.
La realidad dista mucho de lo que Roselena ve en su cabeza, “¿tenemos una familia maravillosa verdad, Maximino?”
Roselena y Maximino se han quedado solos, compartiendo la mesa con muñecos y cajas musicales, muy lejos de sus hijos.
Mientras su papá y mamá viven en soledad, Rodrigo disfruta de la vida y se encuentra a minutos de unirse a la mujer que siempre amó.
Ni Gala ni nadie podrá separarlos ahora y podrán vivir felizmente al lado de sus tres hijos.
La montaña es el único testigo de cómo Luciana y Gala unen sus almas para la eternidad.
Y así es como Luciana y Rodrigo alcanzaron la felicidad absoluta al lado de aquellos que aman, haciendo a un lado a todos los que una vez quisieron dañarlos.
¿Disfrutaste del final de Un Refugio Para El Amor? ¿Cuál fue tu momento favorito?

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Ellos convirtieron el refugio en un infierno

La prisión es como la segunda casa de estos personajes de telenovela

Mariano se muere de celos por la boda de Esmeralda y Pablo

Ricardo y Lena se convirtieron en padres

Disfruta más imágenes
a tu izquierda